“Floja” época de ciclones

Sólo uno o dos en el Atlántico serían de categoría mayor

MIAMI (EFE).- La temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza oficialmente el próximo primero de junio, puede ser menos activa de lo normal, con la formación de entre ocho y 13 tormentas tropicales, de las cuales entre tres y seis llegarían a categoría de huracán y uno o dos de ellos serían de elevada peligrosidad.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) detalló ayer, en sus previsiones de la temporada ciclónica en la cuenca atlántica, que estará “cerca de la media o por debajo” de lo normal.

Pese a que el número de tormentas pronosticadas para 2014 pudiera ser “más bajo que la media”, los meteorólogos de la institución advirtieron del peligro que entraña la formación de cualquier huracán.

El principal factor que influye en los pronósticos de la NOAA es el “anticipado desarrollo del fenómeno conocido con ‘El Niño’”.

Al respecto, la NOAA pronosticó un 50% de posibilidades de que el “próximo verano u otoño” se desarrolle ese fenómeno meteorológico.

“El Niño” es una corriente de agua caliente que recorre el Pacífico americano y suele producir, según los expertos, una temporada de mayor inestabilidad meteorológica, con lluvias más intensas en América del Sur y un menor número de huracanes en el Océano Atlántico.

Este fenómeno puede también fortalecer los vientos cortantes e incrementar la estabilidad en la cuenca atlántica, lo que hace más difícil para el sistema que se origina en África que se intensifique y genere tormentas, precisó la institución.

Según detallaron los meteorólogos en el informe, existe un 50% de posibilidades de que la temporada de huracanes sea menos activa de lo normal y un 40% de que se aproxime a la media. Sólo se prevé un 10% de posibilidades de que se sitúe “por encima de la media”.

En una temporada considerada normal por la NOAA se forman una media de 12 tormentas tropicales, de las que seis se convierten en huracanes y tres alcanzan categorías mayores.

La temporada de huracanes de 2013 en la cuenca atlántica concluyó con la formación de dos huracanes y ningún ciclón de categoría mayor, lo que la convierte en la más tranquila desde el año 1994.Durante el 2013 se registraron 13 tormentas tropicales, una cifra ligeramente por encima de lo normal, y el número de huracanes y ciclones mayores (categoría tres en adelante en la escala de intensidad de Saffir-Simpson) fueron muy por debajo de sus promedios.

Sólo se formaron dos huracanes, “Humberto” e “Ingrid”, ambos de categoría uno, el mismo número que en 1982, y ningún ciclón de categoría mayor cuando lo normal es que se formen dos, señaló la NOAA.




Volver arriba