“Edén contaminante”

Exhibirá a México Greenpeace por tolerar la polución

MÉXICO.— El buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior (“Guerrero del Arcoiris”), arribará a México con su tripulación internacional de 16 personas este martes 7.

De acuerdo con información de sinembargo.mx, el motivo de la visita del “Guerrero del Arcoiris” es mostrar que se puede tener un futuro sustentable y usar como ejemplo al que la organización llama el barco más ecológico del mundo.
Otro propósito de la visita es exhibir que México es un paraíso para contaminar.

Temas a tratar
“Los temas que abordaremos son el problema del sistema energético en nuestro país el cual está fundamentado en la dependencia al petróleo y con el contexto político está agudizando con la cuestión de la decisión del gobierno de la Reforma Energética”, se informó.
“Existen alternativas en cuestión de energías renovables, la solar, eólica, fotovoltaica y este tipo de energías pueden promover un futuro sustentable y frenar el cambio climático”, dijo Aleira Lara, coordinadora del viaje en México del buque.
La activista ecológica dijo que otro objetivo es difundir que distintas textileras trasnacionales contaminan cuerpos de agua como son los ríos, lo cual se facilita ante la falta de regulación sólida al respecto. “No se puede ver a simple vista sino con pruebas de laboratorio, pero esto está llegando a personas que viven en zonas aledañas”.
Otro objetivo
Otro objetivo de la visita será dar a conocer información sobre la contaminación en general de los ríos, explicó Aleira Lara.
El barco visitará Mazatlán, en Sinaloa; Puerto Vallarta, Jalisco, y Acapulco, Guerrero, en una primera etapa, y después Cozumel, Quintana Roo, y Veracruz, Veracruz.
En Mazatlán, los activistas darán a conocer la oposición de Greenpeace a los productos transgénicos.

Por ello estarán en la entidad, considerada el granero de México, lo que la convierte en un blanco de las empresas dueñas de las patentes de organismos genéticamente modificados, como es Monsanto, dijo Aleira Lara.

Informó que buscan evitar que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorice 12 permisos para la siembra comercial de maíz transgénico en Sinaloa, Durango, Tamaulipas y Chihuahua.

“El gobierno de Enrique Peña Nieto sigue sin pronunciarse al respecto mientras anuncia su programa para combatir el hambre, la Cruzada Nacional Contra el Hambre es un pésimo indicador porque está pactando con empresas de alimentos chatarra, lo cual nos parece poco sensato y en el campo las empresas siguen avanzando sobre nuestros recursos y bosques”, criticó.

El mismo asunto lo verán en su visita a Cozumel, en Quintana Roo.

“Estaremos trabajando en comunidades indígenas mayas el tema de la agricultura industrial, es una actividad humana fundamental para la sobrevivencia de nuestra especie, sin embargo, estamos aplicando una cultura agroindustrial con un modelo de producción intensiva-extensiva y con sobreexplotación de recursos industriales.

Este modelo de sobreexplotación y monocultivo está avanzando sobre los bosques y una vez que se acaba la posibilidad de producción sobre una parcela de tierra avanzan sobre más, lo cual agudiza los efectos del cambio climático, de agrotóxicos que emiten gases de efecto invernadero hasta la afectación de bosques que pueden servir para mitigar los efectos de extremos del clima”, expresó.

El Rainbow Warrior ha sido el corazón y alma de Greenpeace por 30 años, aseguró la directora de GreenPeace México, Femke Bartels.

De ahí bajará a Colombia y pasará al Atlántico por el Canal de Panamá, para regresar a México del 15 al 23 de febrero y estará en Cozumel, Quintana Roo, y Veracruz, Veracruz.

Cuenta con una tripulación de 16 personas, y otras 16 más se integrarán durante su paso por costas mexicanas, además de que en los puertos que visitará, el total de personas que ahí esténn sumarán 70 que explicarán a los visitantes sobre las energías renovables, los transgénicos y los tóxicos de la industria textilera en los ríos.

Además mostrarán el funcionamiento ecológico del navío, que se traslada por vela y puede intercalar su marcha con motor en caso de ser necesario, explicó Lara.

“El agua que se utiliza al interior del buque es calentada por el motor, no tenemos fuga de energía, se aprovecha el calor para calentar el agua.

Las pinturas que se utilizaron para decorarlo y para darle identidad son no tóxicas, cuenta con un sistema para evitar cualquier derrame de combustible al mar y todas las prácticas son de reciclaje, de uso eficiente de los recursos a bordo”, dijo la coordinadora del Tour en México.

El Rainbow Warrior ha sido el corazón y alma de Greenpeace por 30 años, dijo Femke Bartels.

“Ha sido allanado, embestido y bombardeado pero el espíritu del guerrero está más fuerte que nunca”, dijo la activista holandesa.

Recordó que agentes del servicio secreto francés lo bombardearon en 1985 para evitar la incursión de la embarcación en aguas galas, cuando Greenpeace buscaba protestar contra pruebas nucleares del gobierno.

El resultado fue el hundimiento de la embarcación y la muerte del fotógrafo Fernando Pereira, según la página de internet de Greenpace España.

Luego la embarcación fue puesta a descansar en la Bahía Matauri, en las islas Cavalli, en Nueva Zelanda y hundida para formar corales.

Su reemplazo tomó la estafeta en 1989 a lo largo de 21 años antes de su retiro.

“Ahora su reemplazo está encabezando la campaña por un futuro más limpio e inteligente y más innovador, es la primera nave en nuestra flotilla y está hecha para fines ambientales, eso significa que es una de las naves más amigables con el medio ambiente.

Estamos muy emocionados que ahora lucha con nosotros por un futuro verde y pacífico”, dijo Femke Bartels.

 




Volver arriba