Ecocidio en Veracruz

Ecocidio en Veracruz

Miles de litros de aceite y gas en zonas de cultivo

Trabajadores contratados por Pemex recorren el Arroyo Hondo, con miles de litros de gasolina

VERACRUZ (El Universal).- Especialistas de Petróleos Mexicanos (Pemex) perdieron el control de un pozo de extracción de aceite y gas en la zona norte del estado, por lo que miles de litros de producto salen a zonas de cultivo y a la atmósfera.

Se trata del pozo Águila Naranjos 50, asentado en el municipio de Naranjos, donde miles de barriles se fugan sin control, a pesar de esfuerzos de los técnicos de Pemex por poder controlarlo.

Las autoridades municipales y estatales acordonaron la zona para evitar daños a la población civil.

El derrame de este pozo se suma a la muerte de decenas de especies marinas y mamíferos en un arroyo de la zona centro del estado afectado por un derrame de gasolina ocurrido en un ducto.

El ecocidio se registró en el río Arroyo Hondo asentado en el municipio de Tierra Blanca, donde el miércoles pasado ocurrió el derrame, pero debido a las fuertes lluvias de las últimas horas la gasolina se extendió por el cauce del río.

Flotando y a las orillas del cauce aparecieron peces de distintas variedades, tortugas, armadillos, ratones de campo, conejos, zorrillos, patos y garzas.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa informó que instruyó al procurador de Medio Ambiente Estatal para que inicie los procedimientos legales ante la Procuraduría General de la República.

Además, dijo que entabló diálogo con funcionarios de Pemex para que lleven al cabo los trabajos de remediación.

“Estamos trabajando en dos vías. La legal que es la que desarrolla el Procurador del Medio Ambiente a través de la PGR, a partir de todo lo que tiene que desarrollar y hacer”, dijo.

Por otra parte, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, informó ayer que ya se han retirado 53 toneladas de peces muertos de la laguna de Cajititlán, en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

El organismo añadió que los trabajos se realizan en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Rural, la Unidad Estatal de Protección Civil del Estado, así como la del municipio.

La laguna de Cajititlán está todavía como zona de contingencia ambiental, por lo que la participación continúa activa, tanto de los pescadores acompañados de sus propias lanchas, como de las brigadas de la Semadet.

También tienen el apoyo del personal de la Secretaría de Salud, que determinó un perímetro para evitar la cercanía de la población en la zona de limpieza.

Ayer lunes los trabajos comenzaron a las 7 horas con equipo de estas dependencias y hasta las 12 horas se habían retirado 53 toneladas de peces muertos, las que han sido dirigidas al sitio de disposición final.

De acuerdo con Radio Fórmula, se han señalado diversas causas de la mortandad, una de ellas derivada de una denuncia presentada contra de una empresa tequilera, en la que se señala que habrían contaminado la laguna al dejar de tratar de manera adecuada los residuos resultantes de su proceso productivo.




Volver arriba