Cercanía con el mar provoca falta de conciencia sobre uso del agua

 

CANCÚN (Notimex).- Tener cercanía con el mar y creer que es relativamente fácil sacar el agua del subsuelo genera el pensamiento de que es aceptable desperdiciarla, expresó el delegado de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) en la zona norte del estado, Manuel Torres Muñoz.

En el marco del Día Mundial del Agua, el funcionario dijo que en Quintana Roo mucha gente tiene la idea de que hay mucho líquido disponible, pero sin tomar en cuenta que una gran parte es de mar y no se puede aprovechar para consumo humano.

El problema principal de Cancún y en general de la Península de Yucatán, es la percepción que se tiene por su cercanía con el mar, es que es relativamente fácil sacarla del subsuelo y que en determinado momento no está mal desperdiciarla, reiteró.

Sin embargo, afirmó que el reto para ciudades como Cancún, con un crecimiento habitacional importante y actividad en materia turística, el reto tiene que ver con el tratamiento de las aguas residuales que genera una ciudad con más de un millón de habitantes y supera los 35 mil cuartos de hotel.

Citó que en contraste, en el norte del país, se pone mucho énfasis en el cuidado del agua, visión que muchas veces no se tiene en la entidad, por la misma creencia de que conseguir el agua es fácil.

En entrevista con Notimex, explicó que en este momento toda el agua que llega a los sistemas conectores y redes de drenaje se trata al 100 por ciento y que en este momento se ejecutan importantes inversiones para ampliar su capacidad.

Al respecto, dijo que el gobierno de Quintana Roo actualmente trabaja con la concesionaria del servicio de agua potable en Cancún e Isla Mujeres, en las adecuaciones a las plantas de tratamiento norponiente y norte.

El fin es tener mayor capacidad, además de que se construye una planta tratamiento en la zona sur, que tiene un avance superior al 50 por ciento en la ejecución de la obra, expuso.

“Estamos trabajando para adelantarnos un poquito al crecimiento de la ciudad en la zona sur y podamos captar las aguas residuales en los desarrollos que se esperan en esa parte de la ciudad”, afirmó.

Actualmente, se cuenta con capacidad instalada para el tratamiento de mil 200 litros por segundo y que la nueva infraestructura y ampliaciones, se podrá atender hasta mil 400 litros en total, detalló.

Torres Muñoz consideró que los niños por su propia capacidad de aprendizaje representan el futuro del cuidado al agua y al medio ambiente en general, de ahí que se deba insistir y trabajar en generar cambios de los hábitos de consumo y uso del recurso de agua potable.

“Los niños ya se fijan y ponen atención cuando desperdiciamos agua, se fijan que no tiremos agua, por eso el enfoque de uso racional de agua, a nivel internacional está dirigido a ellos”, resaltó.

 



Volver arriba