Anuncian la creación de la Agencia Nacional de Huracanes y Clima Severo

Anuncian la creación de la Agencia Nacional de Huracanes y Clima Severo.- Imagen oficial

Anuncian la creación de la Agencia Nacional de Huracanes y Clima Severo.- Imagen oficial

Al encabezar la ceremonia conmemorativa del 25 aniversario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que a cinco lustros de su creación “es tiempo de fortalecer y ampliar sus capacidades”, e informó una serie de acciones que la dependencia llevará a cabo durante esta Administración que le darán mayor fortaleza, la harán más eficiente en su desempeño, “y lo más importante: traerán beneficios reales a la vida cotidiana de las familias mexicanas en un tema que es de la mayor prioridad”.

Mencionó que la Conagua realizará diferentes acciones de política pública fundamentales para el sector, y en este rubro destacó las siguientes:

Primera: Se creará la Agencia Nacional de Huracanes y Clima Severo y se modernizará integralmente el Servicio Meteorológico Nacional. Para este último se contempla una inversión de prácticamente 170 millones de dólares, de los cuales 105 provendrán de financiamiento del Banco Mundial.

Segunda: Se habrá de acelerar la construcción de 10 centros regionales para monitorear el clima, para así contar con información más precisa y oportuna.

Tercera: Se prevé que en breve se presenten las acciones del Programa Nacional Hídrico 2013-2018, que ya se han empezado a llevar a cabo. Con él se fortalecerá la gestión del agua, se aumentará la seguridad hídrica ante sequías e inundaciones y se incrementará el acceso a servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

El Presidente Peña Nieto aseguró que gracias al respaldo de la Cámara de Diputados y a los ingresos adicionales que permitirá la Reforma Hacendaria, la Conagua tendrá un presupuesto cercano a los 50 mil millones de pesos; es decir, prácticamente ocho mil 480 millones más que en 2013, un incremento real de 16.2 por ciento.

Dentro de este presupuesto, añadió, “se duplicaron los recursos para infraestructura de riego, con una inversión de casi cuatro mil millones de pesos. Por su parte, el Programa de Inversión en Infraestructura Social y de Protección Ambiental, contará con mil 300 millones de pesos; un incremento real de 127 por ciento respecto al año anterior”.

Indicó que conscientes de la vulnerabilidad de distintos centros urbanos y la importancia de prevenir y mitigar desastres, en 2014 los proyectos de infraestructura para la protección de centros de población y áreas productivas, tendrán más de seis mil 650 millones de pesos; es decir, 173 por ciento más con respecto al año 2013.

El Primer Mandatario dio a conocer que tan sólo durante el presente año, se prevé inaugurar 21 obras de elevado beneficio social incluyendo presas, acueductos, canales, plantas potabilizadoras, sistemas de agua potable, drenajes y plantas de tratamiento de agua residuales. “Con esta infraestructura estaremos en mejores condiciones de atender fenómenos meteorológicos extremos, como los que afectaron al país el año pasado”, dijo.

“Con una inversión total cercana a los 13 mil millones de pesos, estas obras beneficiarán a los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas”, precisó.

Apuntó que durante 2014 y 2015 la Conagua prevé arrancar obras de gran calado como el Proyecto Monterrey 6, para incrementar la oferta de agua en esa Zona Metropolitana; nuevas fuentes de abastecimiento de agua potable para la Ciudad de México; la Presa Santa María, en Sinaloa, para ampliar el abasto de riego en ese estado; y la modernización de los sistemas de agua potable y drenaje de la Ciudad de San Francisco, en Campeche.

El Titular del Ejecutivo Federal agregó que para nuestro país la gestión y administración del recurso hídrico sigue siendo un gran reto. Además, continuó, “el país siempre tiene que estar alerta, porque en cuanto termina la temporada de huracanes y ciclones, inician los frentes fríos”.

Expresó su reconocimiento y felicitación a los más de 13 mil servidores públicos de la Conagua “por su importante contribución y esfuerzo en favor de la gestión del recurso hídrico de nuestro país”.

En el evento, realizado en la explanada central del edificio de la Conagua, el Presidente Peña Nieto entregó reconocimientos a cinco trabajadores con 25 años de servicio en esa dependencia. Además, develó la placa de la escultura Manantial, y canceló el timbre postal del 25 aniversario de la Conagua.

SE CONSTITUYEN LAS BASES PARA UNA NUEVA GESTIÓN DEL AGUA: DAVID KORENFELD

El Director General de la Conagua, David Korenfeld Federman, afirmó que durante el primer año de Gobierno del Presidente Peña Nieto se han empezado a construir las bases para transitar hacia una nueva gestión del agua.

Dijo que se ha dejado atrás la estrategia reactiva ante los fenómenos hidrometeorológicos, para pasar a una estrategia de prevención y mitigación de daños, bajo la premisa de que la naturaleza no se puede controlar, pero nuestras acciones sí.

Señaló que     México cuenta con más de mil 200 kilómetros de márgenes, que todos debemos aprender a respetar, por lo que se emprendieron acciones sin precedentes para delimitar claramente todas aquellas zonas que puedan significar un peligro para la población mexicana.

Destacó que en los 25 años de la Conagua, las necesidades de México han cambiado y en 2014 tenemos que aprender a convivir con un nuevo actor, el cambio climático, que agudiza ingredientes de escasez y exceso de agua, provocando sequías e inundaciones más intensas, que son los dos grandes retos del presente y del futuro en materia del agua.

Consideró fundamental que este año se defina el nuevo marco jurídico del sector, capaz de garantizar el derecho humano al agua y sus contraprestaciones, así como fijar las bases de una corresponsabilidad que facilite actuar a la autoridad del agua y establezca mecanismos sencillos para los usuarios, así como una regulación diferente para cada uso del agua y enfoques preventivos ante la posibilidad de fenómenos hidrometeorológicos extremos.



Volver arriba