Afectan 65 plagas plantaciones forestales comerciales en el país

 

TEXCOCO, Méx. (Notimex).- Por lo menos 65 plagas afectan las plantaciones forestales comerciales de rápido crecimiento que se encuentran en la cuenca de golfo, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo.

El experto David Cibria explicó que ante problema que se detectó en la zona que va desde Campeche hasta Veracruz y Tabasco, por daños en las plantaciones, el gobierno federal a través de la Conafor se pidió hacer una investigación que inicio en 2010 y aún continúa.

Puntualizó que el problema afecta plantaciones comerciales de crecimiento rápido de alta productividad en corto tiempo en 10 o 15 años, que se han establecido en aproximadamente 250 mil hectáreas con inversión de empresas privadas.

‘Tenemos detectado y bien conocido el universo del problema, prácticamente detectamos unos 65 tipos de plagas que tienen importancia en la zona, y requieren programas de prevención. Todas son manejables, si se atienden con la tecnología y prevención adecuada, pero el problema fue que no se tenía su detección’, puntualizó el investigador de Chapingo.

Dijo que una vez iniciado el estudio, se logró no sólo conocer e problema, sino también en coordinación con Conafor, se logró la creación de un manual para la identificación y manejo de plantaciones comerciales.

‘Con este libro que ya fue editado e incluso ya se agotó, le permite al plantador que ya tiene el problema en campo, que cuente con la información de como ocurre, en donde y como debe atenderlo para disminuir las afectaciones’.

De acuerdo con los estudios realizados en estas plantaciones, las plagas afectaron la producción de Teca, Melina Arboria, Cedro Rojo, Caoba y Eucaliptos, un una especie diferente a la de las ciudades y que generan madera fina sin emisión de sustancias tóxicas, porque no son alelopátios.

David Cibria informó que el manual ya es utilizado incluso en otras zonas de plantación como Nayarit y Michoacán, que por sus suelos ricos tiene buena capacidad de crecimiento y en algún momento pueden verse afectadas por estas plagas.

Indicó que de no haberse detectado el problema, la producción y la cosecha se hubiera podido atrasar hasta 60 años, con pérdidas millonarias, que afortunadamente se están evitando.

‘Las plagas detectadas son insectos que se comen el follaje, llegan abruptamente y en una semana pueden llegar a una plantación más de 40 millones de estos insectos, por eso existe el programa de alerta temprana’.

El investigador precisó que junto con el manual se desarrolló una de estas alertas tempranas que son la implementación de una red de trapas, en plantaciones sanas, que son monitoreadas continuamente y en la primera captura de insecto se aplican las medidas porque son plagas que crecen en forma rápida.

Indicó que, además, se tiene un sistema de trampeo, que es aplicado para otra plaga conocida como termes que son animales que se encuentran a la raíz y hacen hueco el troco, y con este sistema ecológicamente aceptable se tiene la función de un regulador que los esteriliza.

Con este manual, y los sistemas aplicados, se está permitiendo el cumplimiento de las normas evitando el uso de plaguicidas dañinos y se está protegiendo la cosecha y las inversiones, al tiempo que las investigaciones continuarán por lo menos otros tres años, concluyó.

 




Volver arriba