Más costos para Banamex

Más costos para Banamex

La ONU critica los daños de intereses de particulares

NUEVA YORK (Notimex).- La calificadora Moody’s señaló que el presunto fraude orquestado por la empresa Oceanografía contra de Banamex podría significar a la institución financiera costos adicionales a los 235 millones que ya le implicó a sus operaciones.

En un comunicado en que reafirmó la calificación de solidez financiera de C- para el banco, así como una perspectiva estable, la calificadora advierte que el probable fraude podría afectar también el volumen de operaciones del banco y sus niveles de capitalización.

Moody’s refiere que el fraude disminuyó la utilidad neta de Banamex por el ejercicio 2013 en 19%, y que la supuesta comisión de este delito reveló una falla en las funciones de control y auditoría, así como debilidades en la administración y medición de riesgos del banco.

Por ello, la firma internacional considera que “estas debilidades incrementan el riesgo de cargos adicionales contra utilidades que pudieran afectar la capacidad del banco para mantener sanos niveles de capitalización”.

Establece además que estas fallas “limitan la capacidad del banco para incrementar sus volúmenes de negocio y beneficiarse del mejor entorno operativo de México”.

Anteayer, la calificadora Fitch Ratings opinó a su vez que el caso Oceanografía y las pérdidas generadas no afectan la situación financiera general de Banamex, debido a la amplia capacidad de absorción de pérdidas del banco y sus fuertes y resistentes ganancias.

Para esta firma internacional, el cargo representa sólo 7.0 por ciento de los ingresos operativos antes de provisiones para préstamos incobrables para el cierre de 2013, lo que refleja la capacidad de Banamex de absorber efectos negativos de esta naturaleza sin afectar materialmente su perfil financiero.

El pasado 28 de febrero, Banamex anunció que sus ingresos netos van a sufrir un impacto negativo de unos tres mil 177 millones de pesos en sus resultados de 2013 a raíz de su exposición a Oceanografía, un proveedor directo de Petróleos Mexicanos (Pemex) que fue acusado de fraude.

Por otra parte, Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, advirtió ayer en Nueva York sobre el caso Oceanografía, lío en el que se involucra a los hijos de Martha Sahagún y del ex presidente Vicente Fox Quesada, que “no podemos seguir pensando que los intereses personales tengan espacio dentro de las sociedades democráticas”.

Mazzitelli dijo que el marco normativo de México en materia de lucha contra la corrupción, es bueno en general, pero “desgraciadamente no puede garantizar por sí mismo que no se den actos corruptos”.

También insistió en que se debe lograr una transformación cultural para desterrar la corrupción y trabajar por una nueva ética del negocio, donde se entiende a las empresas como órganos que colaboran con las comunidades, en lugar de satisfacer intereses particulares.

“No podemos seguir pensando que los intereses privados puedan tener espacio dentro de las sociedades democráticas”, insistió, al destacar que la transparencia y la rendición de cuentas deben ser la norma, tal como lo señala la Convención de Mérida sobre la lucha contra la Corrupción.




Volver arriba