Más cargos contra “El Chapo”

Estados Unidos lo acusa de tráfico de coca a Nueva York

1 / 2


Turistas se toman fotografías frente al edificio de Mazatlán donde fue capturado el sábado el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán
Las ruinas de lo que fue la discoteca "Frankie Ho", propiedad del narcotraficante Rafael Arellano Félix, es uno de los edificios que forman parte del "narcotour" que ofrecen a los turistas taxistas de Mazatlán


MÉXICO.- Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se enfrenta a una nueva acusación en Estados Unidos, pero ahora por el tráfico de cocaína en Nueva York.

La acusación formulada por un “gran jurado federal” fue presentada bajo sello el pasado 23 de enero ante la Corte para el Distrito Sur de Nueva York, pero ayer fue publicada a solicitud de Preet Bharara, el fiscal federal de Manhattan.

El periódico “Excélsior” detalla que con el nuevo cargo suman seis los expedientes criminales ante cortes federales de Estados Unidos en los que Guzmán Loera aparece como acusado, de acuerdo con la información del sistema electrónico de consulta de dichas cortes, conocido como Pacer.

La nueva acusación, de sólo cuatro cuartillas, es genérica y sólo se refiere a Guzmán Loera, quien es señalado por la importación masiva de cocaína hacia Nueva York de octubre de 2008 a enero de 2014.

“La investigación permitió acusar en la Corte de Distrito del sur de Florida a cinco personas por violaciones federales sobre narcóticos y lavado de dinero”, señala la acusación.

También, a diferencia de otros expedientes, la Fiscalía no detalló el monto económico que buscaría decomisar al líder del Cártel del Pacífico, una vez que sea sometido a juicio.

“Significativa”

El general Charles Jacoby, jefe del Comando Norte de Estados Unidos, calificó ayer de “significativa y necesaria” la captura en el último año de tres de los capos más importantes de México.

“La administración de (el presidente Enrique) Peña Nieto ha podido quitar de las calles a ‘El Chapo’, líder del Cártel de Sinaloa; al líder del Cártel del Golfo y al de ‘Los Zetas (…)’, eso es significativo y necesario”, enfatizó Jacoby, de acuerdo con Notimex.

Durante una comparecencia ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Jacoby aclaró que no es suficiente y hay que seguir presionando al resto de las redes criminales, porque se adaptan con facilidad y permiten emerger al siguiente liderazgo.

“Hay mucho trabajo que hacer, la amenaza es adaptable, es empoderada por su riqueza y la violencia que están dispuestos a cometer en contra de su propia gente y ésta es una lucha de largo plazo y al final es una solución de aplicación de la ley”, remarcó.

Jacoby y el general John Kelly, jefe del Comando Sur, comparecieron ayer para ofrecer sus posturas ante las medidas de reducción propuestas por el secretario de Defensa, Chuck Hagel, ante los recortes presupuestales que enfrenta la dependencia.

El jefe del Comando Norte también aplaudió los “esfuerzos y contribuciones” realizadas por el Ejército Mexicano en la lucha contra el narcotráfico que calificó como muy importante.

También destacó que las relaciones de las fuerzas militares estadounidenses con el Ejército mexicano continúan mejorando y agregó que ambas corporaciones resultan beneficiadas por el intercambio.

“Las cosas que hacemos juntos realmente se han ampliado y enriquecido como con ningún otro de nuestros socios estratégicos”, enfatizó el estadounidense.

Jacoby señaló que el Comando Norte entrenó a más de 45 mil soldados y marinos mexicanos el año pasado y que se ha incrementado el trabajo conjunto en los últimos tres años en un 500%.

“La captura de ‘El Chapo’ subraya el compromiso continuo en una lucha muy, muy dura y muy costosa”, remarcó el militar.

Kelly también apuntó que la reducción de buques de la Marina propuesta por el Pentágono comprometería la captura en ultramar de embarques con drogas procedente de Latinoamérica.

Otro consignado

Ayer, Carlos Manuel Hoo Ramírez, “El Cóndor”, quien dijo ser secretario particular de “El Chapo”, también detenido en el condominio Miramar el pasado sábado, fue consignado a un penal federal como presunto responsable de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego.

El Ministerio Público Federal, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) de la PGR, reunió los elementos del delito luego del hallazgo de armas de diferentes calibres en el departamento 401 del condominio Miramar, donde se realizó la detención de Guzmán Loera.Hoo Ramírez, de 36 años de edad, es originario de Los Mochis; llegó al grado de cabo de infantería en el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafe) del Ejército mexicano.WASHINGTON (AP).- El jefe del cartel del narcotráfico más poderoso de México recurrió a aparatos de comunicaciones de alta tecnología y a tácticas avanzadas de contraespionaje para eludir durante trece años la búsqueda internacional en su contra.Sin embargo, una acción definitivamente de baja tecnología selló el fin de la vida como prófugo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Mediante una escucha telefónica ordinaria en el sur de Arizona las autoridades determinaron que se trataba de una llamada del teléfono celular de uno de los principales allegados de “El Chapo”.En un día, Guzmán fue capturado en un condominio de varios pisos frente a una playa en Mazatlán.Un agente con conocimiento directo de los años de Guzmán como prófugo y un funcionario del gobierno estadounidense al que se había informado del caso detallaron la inclinación de Guzmán a aprovechar la tecnología y a utilizar maniobras que lo pusieran siempre un paso adelante de la ley. Ambos solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones a la prensa.”(El Chapo) no escatimaba en gastos para protegerse”, dijo el agente.Parte del equipo de comunicaciones que utilizaba Guzmán no estaba disponible totalmente a clientes civiles.La refinación de los equipos y el empeño de Guzmán impresionó profundamente a los investigadores que le seguían la pista.Entre otras prácticas, Guzmán empleó detectores de contraespionaje para descubrir transmisores ocultos en las habitaciones o que pudieran llevar personas con las que se reunía.”Los equipos eran de alto nivel”, dijo el agente. Como estaba bien protegido, Guzmán podía asistir a actos familiares y se casó con una reina local de belleza en una fiesta a la que asistieron numerosas personas en su estado natal de Sinaloa, mientras dirigía su próspero imperio multinacional y multimillonario del narcotráfico. Las autoridades estadounidenses y mexicanas intentaron durante años detectar algún punto débil en la organización de El Chapo.El funcionario estadounidense dijo que la Administración Antidrogas (DEA) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) recurrieron en escuchas ordinarias para encontrar a Guzmán.El año pasado, los agentes lograron interceptar mensajes de BlackBerry y otras comunicaciones.A principios de mes, las autoridades catearon uno de los supuestos escondites de Guzmán en Culiacán, la capital de Sinaloa, donde Guzmán actuaba casi con total impunidad.En el interior, encontraron un celular que pertenecía al jefe de comunicaciones de El Chapo, lo cual llevó hasta un mensajero de confianza, dijo el funcionario.El mensajero describió después a las autoridades una serie de casas que Guzmán utilizaba como escondites.Cuando menos un arresto más dio una pista a quienes perseguían a Guzmán de que éste podría encontrarse en la ciudad costera de Mazatlán, en el Pacífico.La pista más importante provino de una escucha telefónica del ICE en Nogales, Arizona.Esa información dirigió a los marinos mexicanos al condominio exacto en el que Guzmán se ocultaba desde que había escapado a los soldados días antes por túneles interconectados abajo de sus escondites en Culiacán.Las autoridades no revelaron los métodos específicos que utilizaron los últimos 13 años.El agente dijo que mientras estuvo prófugo, Guzmán no se escondió en las montañas escarpadas del oeste de México, sino con la asistencia de su propia fuerza de seguridad de confianza y posiblemente de algunas autoridades mexicanas, Guzmán se desplazaba libremente por algunas partes de México y quizá hasta internacionalmente. “Se desplazaba con toda impunidad en la mayor parte (de Culiacán)”, dijo el funcionario.“Viajaba a voluntad. Tenía aviones privados.Era empresario, viajaba para reunirse con personas a fin de conversar no sólo de tráfico de narcóticos. Obviamente estaba interesado en los negocios financieros, en los mercados.Tenían en vista la expansión de su imperio”, agregó.

Turismo | Curiosidad

El sol y la arena ya no son el único atractivo en el puerto de Mazatlán, Sinaloa.

Lugar más visitado

Desde el sábado pasado el edificio en el que fue detenido el narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín “El Chapo” Guzmán, se ha convertido en el lugar más visitado.

“Narcotours”

Los taxistas realizan los denominados “narcotours” a un costo de entre 250 y 300 pesos e integran el edificio Miramar.

Etiquetas: