Llamado a privilegiar el diálogo

Llamado a privilegiar el diálogo

Acercamiento a la gente, demanda para chiapanecos

Mons. Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ (Notimex).- Luego del linchamiento y quema de dos personas indígenas en el municipio de San Juan Cancuc, el arzobispo Fabio Martínez Castilla hizo un llamado a que autoridades actúen a tiempo.

“A las autoridades lo que les pido es que se acerquen a las comunidades y traten de atender y resolver las causas de los problemas”.

“Hay que estar cerca de la gente, del pueblo, dialogar y platicar con ellos”, subrayó el prelado.

Tras los acontecimientos violentos suscitados el pasado sábado, y que derivaron en 12 detenciones e inconformidad en la región Altos, monseñor Martínez también exhortó a la conciencia de los ciudadanos.

“Necesitamos descubrir que la violencia nunca puede ser la solución de los problemas, hay que resolverlos, hay que ponderar el diálogo, los acuerdos, la conciliación, la paz y la fraternidad”.

El padre Martínez Castilla señaló que la violencia llama a más violencia, por tanto no puede haber justicia por mano propia, ya que lo que se ocasiona son más conflictos.

“Nadie tiene derecho a quitar la vida, a causar daño, a generar conflictos, enfrentamientos, debemos tratarnos como hermanos, no como enemigos”, reiteró.

Que exija justicia

Si la sociedad detiene a quienes han cometido delitos que los entreguen a las autoridades y que exija justicia, pero no se puede quitar la vida al prójimo, tiene que haber respeto a la vida humana, concluyó.

Respecto al conflicto, el alcalde de San Juan Cancuc, Diego Velasco López, el Juez de Paz y Conciliación Indígena, el comandante de la Policía y seis elementos a su mando, se retiraron anoche de la Fiscalía de Justicia Indígena, luego de declarar en torno al linchamiento de dos indígenas.

El presidente municipal, emanado del Partido Verde Ecologista de México, no estuvo detenido, sino que fue llamado a declarar y anteanoche alrededor de las 20 horas se retiró con su comitiva de la Fiscalía de Justicia Indígena, con sede en San Cristóbal.

Agregaron que en cambio, los 12 pobladores de la comunidad de Chacté detenidos por su presunta participación directa en los hechos, continuaban declarando la noche de este domingo.

Dijeron que una veintena de policías estatales resguardaba desde la noche del viernes la entrada del Palacio de Justicia, donde se encuentra la Fiscalía, con el fin de impedir el paso a personas ajenas al edificio.




Volver arriba