Las leyes secundarias de la reforma energética, prioridad

Da comienzo el período ordinario de sesiones

MÉXICO (EFE).- El Congreso de la Unión dio inicio ayer su período ordinario de sesiones, que se prolongará hasta abril próximo y que, entre otros temas, analizará las leyes que reglamentarán la reforma constitucional en materia energética aprobada en diciembre.

En una breve ceremonia, el pleno del Congreso mexicano, integrado por 500 diputados y 128 senadores, entonó el himno mexicano, tras lo cual su presidente, el diputado Ricardo Anaya Cortés, declaró formalmente instalado este período de sesiones.Anaya, quien también preside la Cámara de Diputados, citó para el martes próximo a los legisladores, quienes comenzarán a trabajar por separado en sus respectivas Cámaras.

Para el período que comenzó ayer, en las prioridades de la agenda está la presentación de las leyes secundarias reglamentarias en materia energética, política electoral y de competencia económica, en las cuales se prevén fuertes discusiones.

Este debate encontrará menos dificultades que las reformas constitucionales que las propiciaron porque sólo requieren de mayoría simple para su aprobación, mientras que para las modificaciones de la Carta Magna son necesarios dos tercios.

Minutos antes de instalar el período de sesiones, los legisladores clausuraron los trabajos de la Comisión Permanente, que sustituye al pleno en los recesos legislativos, y que se mantuvo en operación desde el pasado 13 de diciembre.En 2013, los parlamentarios aprobaron la reforma educativa, a las telecomunicaciones, financiera, fiscal y político-electoral, todas acordadas e impulsadas por los tres principales partidos, el Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), en el marco del denominado Pacto por México.

En diciembre pasado el Congreso también aprobó la reforma energética, que abrió la industria petrolera al sector privado, antes exclusiva del Estado, la cual fue apoyada principalmente por el PRI y PAN y que fue rechazada por los partidos de izquierda, principalmente el Partido de la Revolución Democrática.

En los últimos días, los grupos parlamentarios de los diversos partidos sostuvieron reuniones previas al comienzo de este período de sesiones para definir diversos temas de su agenda y algunas prioridades que impulsarán en los próximos tres meses.

Todos los grupos parlamentarios coincidieron en que sus prioridades en este período son aprobar las leyes secundarias en materia energética, de telecomunicaciones, competencia económica y político-electoral y anunciaron estar preparados para defender sus diferentes puntos de vista.

Asimismo, los legisladores del PAN hicieron hincapié en la necesidad de promover diversas leyes en materia de seguridad y de combate a la corrupción, en tanto que el PRI destacó la necesidad de impulsar la productividad y competitividad para el despegue económico del país.

Los legisladores consideran este período ordinario de sesiones como el más intenso y trascendente para México de los últimos años porque será la consolidación de las reformas que permitirán sacar adelante al país de ese atraso de las últimas tres décadas.

El coordinador de diputados del (PRI), Manlio Fabio Beltrones, anunció esta semana que los representantes de las principales fuerzas políticas en ambas cámaras se reunirán para establecer una ruta de trabajo para lograr los acuerdos necesarios.La senadora del PRD Dolores Padierna dijo a Efe que los legisladores del PRD buscarán establecer “controles democráticos por parte del Congreso para garantizar la transparencia, rendición de cuentas y auditorías en tiempo real”.No se ha dado a conocer cuándo se espera que comiencen a llegar al Parlamento las normas que reglamentarán las reformas constitucionales aprobadas en los últimos meses, El presidente Enrique Peña Nieto sólo dijo ayer que sería a comienzos de este mes.




Volver arriba