Las cloacas, su refugio

Las cloacas, su refugio

La detención de "El Chapo", sin un solo disparo

Esposado, Joaquín "El Chapo" Guzman es escoltado a un helicóptero por marinos. La búsqueda del narco se intensificó la semana pasada

MÉXICO (AP).- El barón de las drogas más poderoso del mundo y líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fue mostrado brevemente ayer en la ciudad de México tras su histórico arresto y trasladado casi de inmediato a una prisión.

Vestido con camisa blanca de manga larga y pantalones negros, “El Chapo” Guzmán fue escoltado hacia un helicóptero de la Policía Federal con las manos a la espalda. Dos infantes de Marina lo custodiaban y lo llevaban tomado por el cuello y los brazos, lo que le dificultaba levantar la cabeza.

“El Chapo” lucía bigote y un corte de pelo bien cuidados. La breve escena, que duró algunos segundos, ocurrió en el hangar de la Marina en el aeropuerto de la ciudad de México.

Los marinos lo llevaban hacia un helicóptero de la Policía Federal.

Momentos antes, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que Guzmán Loera fue capturado ayer en Mazatlán junto con un colaborador, a quien más tarde se le identificó como Carlos Manuel Hoo Ramírez.

La operación de captura, detalló, se preparó por meses y el arresto se logró sin hacer un solo disparo. Murillo refirió que Guzmán sería trasladado de inmediato a un penal, que posteriormente se supo que se trataba del de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México,

El procurador dijo que desde el pasado jueves 13 se hacían acciones en Sinaloa que resultaron claves para dar con el capo. Detalló que entre el día 13 y el 17 se ubicaron varias viviendas en los que “El Chapo” solía estar.

El procurador refirió que al menos siete de esas casas estaban conectadas a través de túneles y que incluso el capo utilizaba el drenaje para moverse, “lo que dificultó la detención”.

El éxito de la operación, agregó el procurador Murillo, fue la “excelente colaboración” de las entidades de inteligencia de México.

“La Marina hizo una labor impecable, que contó con la plena colaboración de agencias de seguridad de Estados Unidos en materia de información.

Horas antes, la agencia “The Associated Press” reportó de manera inicial la captura de “El Chapo” en un condominio en Mazatlán.

Un alto funcionario estadounidense dijo que Guzmán Loera fue capturado con vida por marinos mexicanos en un condominio de la costa del Pacífico luego de una cacería humana que ya lleva más de una década y poniendo fin, por el momento, a la sangrienta carrera delictiva de un capo que aterrorizó a amplias zonas del país.

El funcionario habló bajo condición de anonimato y pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar sobre la detención.

Joaquín Guzmán, de 56 años, fue encontrado con una mujer que no fue identificada. El Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el Servicio Federal de Alguaciles estuvieron “fuertemente involucrados” en la captura, dijo el funcionario a la AP.

Alrededor de cuatro horas más tarde, el presidente Enrique Peña Nieto confirmó la captura del líder del Cártel de Sinaloa.

En su cuenta de Twitter Peña Nieto dijo que la detención “fue determinante” gracias a la coordinación de las distintas dependencias de seguridad mexicanas.

“Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán”, escribió el mandatario en su cuenta.

Guzmán se enfrenta a múltiples acusaciones federales de narcotráfico en Estados Unidos y formaba parte de la lista de los más buscados por la DEA. Su imperio económico, basado en el negocio de la droga, se extiende a lo largo de América del Norte y sus operaciones se extienden a Europa y Australia.

El Cártel de Sinaloa que él dirige ha estado fuertemente involucrado en la sangrienta guerra contra las drogas que se ha extendido por México desde hace varios años.

Guzmán era objeto de una intensa persecución que duró varias semanas. Su arresto se produce inmediatamente después de la captura de miembros del cártel de Sinaloa de medio nivel en la última semana.

El capo del narcotráfico más poderoso del mundo había sido seguido desde hacía semanas, agregó Murillo.

El hijo de otro de los líderes del cartel de Sinaloa y socio de Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada, fue arrestado en noviembre después de que entrara a Arizona, donde tenía una cita con las autoridades de inmigración de Estados Unidos para arreglar el estatus legal de su esposa.Al mes siguiente, el lugarteniente principal de Zambada fue asesinado cuando helicópteros artillados mexicanos rociaron de balas la mansión del hombre ubicada en poblado de Puerto Peñasco, en Baja California, en una batalla que duró cuatro horas. Días más tarde, la policía de Holanda arrestó al extravagante jefe de sicarios de Zambada a su arribo a Amsterdam.La captura de Guzmán puso fin a una larga cacería humana. Se rumoreaba que vivía en muchos lugares del mundo: de Argentina a Guatemala desde que se escapó de prisión en 2001 a bordo de un camión de lavandería. Esa hazaña alimentó la leyenda tejida alrededor del capo de capos mexicano.Por el hecho de que su fuga contó con la ayuda de funcionarios internos de la cárcel, rumores circularon durante años que el capo había sido ayudado y protegido por el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, cuya guerra contra el narco dio de baja o venció a algunos de sus principales rivales. Durante la década que estuvo huyendo de las autoridades, Guzmán pasó de ser un narco de medio pelo al narcotraficante más poderoso del mundo. Su fortuna asciende a 1,000 millones de dólares, según cálculos de la revista Forbes, que lo incluyó en el ranking de las personas más poderosas del mundo y lo sitúa por encima de los presidentes de Francia y Venezuela.

Narcotráfico | “El Chapo” Guzmán

Joaquín Guzman Loera fue nombrado “enemigo público número uno” en Chicago.

Peor que Al Capone

Su perfil es tan notorio que las autoridades de Chicago lo consideran el “enemigo público número uno”, un criminal aún peor que el único otro que mereció esa etiqueta, en el año de 1930: el conocido gángster Al Capone.

Cargos en tres tribunales

“El Chapo” afronta cargos en cuando menos tres tribunales federales de EE.UU. por liderar una organización criminal, blanquear dinero y conspirar para importar cocaína, heroína, mariguana y metanfetaminas.

Lista de Forbes

La fortuna del narcotraficante asciende a unos 1,000 millones de dólares, según cálculos de la revista Forbes, que lo incluyó en la clasificación de las personas más poderosas y lo sitúa por encima de los presidentes de Francia y Venezuela.

Etiquetas: