La reforma energética, en el atolladero

1 / 13


Policías federales reforzaron la seguridad alrededor del Senado de la República, luego que manifestantes que protestan contra la reforma energética tiraron algunas vallas metálicas colocadas para resguardar el edificio.


MÉXICO (El Universal y EFE).— Las negociaciones en torno a la reforma energética se entramparon ayer, y al no haberse terminado un predictamen, senadores del PAN no acudieron a la reunión de Comisiones para presentar el documento.
Mientras eso sucedía, a las afueras del Senado se caldearon los ánimos ya que manifestantes comenzaron a golpear las vallas metálicas que los separaban de la sede legislativa.

Esto generó alarma entre trabajadores, senadores y visitantes, ya que el golpeteo constante a las vallas se escuchaba hasta la zona del recinto.

Cerca del mediodía miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) llegaron al cerco que se realiza en el Senado, a cargo de simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en donde tiraron las vallas de alta resistencia que se habían colocado.

Luego de romperse el cerco, los elementos destacados se movilizaron tras girarse la orden de que todos los accesos a la Cámara Alta fueran totalmente cerrados.

Esto provocó caos dentro de la sede legislativa, ya que el grupo de manifestantes sobre avenida Reforma siguió golpeando vallas, lo que provocó que senadores, visitantes y trabajadores fueran alertados de un posible ingreso de manifestantes de la llamada “zona Cero”.

Tras enterarse que los manifestantes rompieron el cerco, los propietarios de los negocios de las inmediaciones ordenaron que fueran bajadas sus cortinas metálicas.

Según denuncia del comercio establecido cerca del Senado, ya registraron pérdidas de 565 millones de pesos a causa de los bloqueos.

Comercio afectado
Los comerciantes denunciaron violaciones a los derechos humanos, al asegurar que fueron objeto de agresiones físicas y verbales de los manifestantes.

Andrés Manuel López Beltrán, hijo de Andrés Manuel López Obrador, deslindó a Morena de los hechos violentos y afirmó que fueron maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación quienes desinstalaron las vallas metálicas.

López Beltrán afirmó que el movimiento de Morena es pacífico y que el de ayer, en el segundo día de las manifestaciones, había sido “un éxito ‘con sus asegunes”.

López Becerra anticipó que denunciarán los hechos violentos ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (Cdhdf), donde solicitarán la visitaduría de sus representantes.

Por la tarde, simpatizantes de Morena custodiaban la entrada de un banco cercano al Senado, para evitar que por ese lado ingresara algún senador.

La vigilancia se extendió a tiendas, bancos y hoteles que tienen accesos de emergencia que dan a calles aledañas al Senado.

En entrevista con El Universal, López Beltrán indicó que se registraron “algunos detalles, creo que hubo una confrontación que no tuvo nada que ver con nosotros ni con nuestro movimiento. Lo vamos a estar corrigiendo también, estamos en un proceso de aprendizaje”.

La bancada del PAN fijó los temas y puntos “irreductibles” para respaldar la reforma energética que comenzará a discutirse hoy viernes.




Volver arriba