Indigna un deceso "anónimo"

Indigna un deceso “anónimo”

Réplica al "The New York Times" del Consulado

NUEVA YORK (Notimex).- El Consulado de México en Nueva York refutó ayer una información publicada por el periódico “The New York Times”, que describió a un mexicano en la ciudad como “anónimo” tanto en su vida como en su muerte.

En una carta publicada ayer en el diario estadounidense, el vocero del consulado, Gerardo Izzo, indicó que para las autoridades mexicanas ninguna muerte de connacionales es “anónima”.

El portavoz hizo referencia al caso del mexicano Pedro Santiago, quien murió la semana pasada atropellado por un autobús en una esquina de Manhattan.

Se explicó que el Consulado pagó mil 700 dólares por los costos de transportación de los restos de Santiago a México, y que aunque cuenta con recursos limitados, la sede diplomática ofrece una amplia gama de servicios vitales al millón de mexicanos que viven en la zona.

Izzo destacó que desde que la nueva cónsul de México en Nueva York, Sandra Fuentes Berain, asumió el cargo en agosto pasado, se han repatriado los restos de 135 mexicanos, con un gasto de casi 250 mil dólares.

La nota del rotativo intentó ilustrar con el caso de Santiago, de 45 años y quien trabajaba como repartidor de alimentos a domicilio, el incremento en el número de muertes causada en Nueva York por accidentes de tránsito.

El diario dijo que “en vida, él era otro anónimo repartidor en bicicleta que cruza las calles de Nueva York. Para muchos peatones no era más que una molestia, y para sus clientes nunca era lo suficientemente rápido. En su muerte, seguía siendo anónimo”.

La publicación describió que Santiago era otra de las “caras olvidables de los trabajadores de la economía de los servicios, la persona que facilitaba el estilo de vida que los neoyorquinos”.




Volver arriba