Impacta a la sociedad tabasqueña el abuso contra un niño tzotzil

Impacta a la sociedad tabasqueña el abuso contra un niño tzotzil

Impacta a la sociedad tabasqueña el abuso contra un niño tzotzil

VILLAHERMOSA, Tabasco. (Notimex).- El caso del niño tzotzil Feliciano Díaz Díaz ‘Manuelito’ impactó durante este año a la sociedad tabasqueña tras ser víctima de abuso de autoridad, lo que movilizó a su favor a autoridades judiciales y de derechos humanos.

 El menor, de 11 años de edad, originario de San Juan Chamula, Chiapas, se dedicaba a vender dulces en una canasta, como muchos lo hacen en Villahermosa, principalmente en el centro histórico, con sus calles peatonales adoquinadas.

 Ahí, el 22 de julio, un inspector de la Coordinación Municipal de la Zona Luz, Juan Diego López Jiménez, obligó al niño indígena a vaciar su canasta y arrojar los dulces al suelo, para decomisarle cajetillas de cigarrillos, que por su edad no podía vender.

 Las imágenes fueron captadas por un camarógrafo de la cadena de televisión local TVX, y de allí fue subida a la red social Youtube, donde dio la vuelta al mundo a lo que le siguió una condena generalizada sobre la forma en que fue tratado.

 De allí se derivó que el ayuntamiento de Centro anunciara una investigación y la separación del cargo del funcionario municipal, de quien se desconoce hasta el momento su paradero.

 El ex funcionario enfrenta una orden de localización y presentación, por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por la posible comisión de delitos como abuso de autoridad y robo.
 Posteriormente, a dos días de los hechos, fue detenida Carmen Torres, otra funcionaria municipal, quien estaba presente durante dicha acción, pero fue liberada el 29 de julio mediante una fianza.

 El maltrato generó la intervención de las comisiones estatal y nacional de los Derechos Humanos, que buscaron al menor de inmediato, aunque por temor, sus familiares en Villahermosa dieron datos imprecisos sobre su paradero.

 Al mismo tiempo, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) recomendó medidas cautelares, por parte del ayuntamiento de Centro, a fin de garantizar la integridad física y psicológica del menor.

 De acuerdo a la tía del menor, María Díaz, quien tenía bajo su resguardo a “Manuelito” en la ciudad, su sobrino vendía dulces para ayudarse en la compra de útiles escolares y un par de huaraches, ante el inicio del nuevo ciclo escolar 2013-2014, pues ingresaría al quinto grado de primaria.

 Con base en una denuncia ante la PGJE, el Centro de Atención a Menores Víctimas e Incapaces (CAMVI) consiguió que se diera curso legal al abuso.

 La madre de ‘Manuelito’, Andrea Díaz Pérez, se presentó el 28 de julio ante la PGJE, luego de seis días de ocurridos los hechos, a fin de acreditar el parentesco y le fuera entregado el niño, que estaba bajo custodia del CAMVI.

 Visitadores de la CNDH y de las comisiones estatales de Tabasco y de Chiapas constataron el trámite y los acompañaron hasta su lugar de residencia, en la comunidad El Romerillo, en San Juan Chamula, Chiapas.

 El 29 de julio, escoltado por una caravana de funcionarios de Derechos Humanos y de las Procuradurías de Tabasco y de Chiapas, el menor retornó a su hogar, donde recibiría apoyos prometidos por autoridades estatales y federales.

 ’Manuelito’, como se le nombró al inicio y después se conoció su verdadera identidad, llegó a Villahermosa el 19 de julio.

Etiquetas:,