Hay 32 muertes por la influenza

Afirman que no hay necesidad de aplicar una alerta

Una funcionaria del Ayuntamiento de Tijuana recibe la vacuna contra la influenza, padecimiento común en la temporada de invierno

MÉXICO (EFE).- La secretaria de Salud, Mercedes Juan López, afirmó que la institución a su cargo trabaja para tratar los casos de influenza que se han presentado en el país y exhortó a la población a vacunarse para protegerse de ese virus.

“Es muy importante insistir a la población en que se vacune, tenemos suficientes dosis, llevamos vacunadas 17 millones de personas”, afirmó la funcionaria en una entrevista.

Mercedes Juan señaló que los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 60 son especialmente susceptibles, por lo que enfatizó la importancia de vacunar a estos sectores de la población.

También destacó que las 32 defunciones por influenza AH1N1 en lo que va del año en el país se han dado en hombres jóvenes que presentaban problemas de sobrepeso, obesidad y diabetes, condiciones que propician que el virus actué de manera más rápida en el organismo.

La secretaria de Salud agregó que es importante que la gente no se automedique y que acuda al doctor ante los primeros síntomas, como fiebre alta, dolor de cuerpo y articulaciones, gripe y tos.

La funcionaría descartó la necesidad de una alerta epidemiológica ante las 32 defunciones y 556 casos de los diversos tipos de influenza en el país ya que “es más o menos lo esperado de acuerdo con la curva epidemiológica”, enfatizó.

En Jalisco, la Secretaría de Salud informó que en este fin de semana no se movieron las cifras de la influenza por lo cual siguen siendo 81 casos y tres muertes en la entidad.

Medicina | Peligro

El ácido acetilsalicílico en el tratamiento de la influenza podría ser riesgoso, afirman.

Daño hepático

Médicos señalan que el ácido acetilsalicílico podría generar daños severos en el hígado.

Síndrome de Reye

En los niños, afirman, podría llevar al Síndrome de Reye, daño que podría dejarlos en coma.

Edad de incidencia

El síndrome afecta a gente de 4 a 14 años de edad. Los síntomas son vómito, agresividad y coma.



Volver arriba