Un canal desaprovechado

Un canal desaprovechado

Pocos saben dela existencia del Canal del Congreso

Aprobación de diputados a una iniciativa, una de las actividades que pueden seguirse desde el Canal oficial del Congreso de la Unión

MÉXICO.- Aunque el Canal del Congreso comenzó transmisiones hace ya catorce años y su nacimiento data de 1998, un sondeo de la encuestadora Parametría reveló que 54% de los mexicanos no sabe que puede seguir en este espacio las decisiones que toman los legisladores, muchas de las cuales afectan la vida cotidiana de millones de trabajadores.

El canal nació con el objetivo de difundir e informar a los ciudadanos las actividades de las cámara de Senadores y de Diputados.

Según el sondeo que reproduce el portal “Animal Político”, el acontecimiento marcó un evento importante en la vida democrática del país, ya que el nuevo medio de comunicación se convertiría en otro mecanismo para transparentar el trabajo legislativo, que antes sólo era reportado en la Gaceta Parlamentaria y en el Diario de los Debates.

En los sistemas democráticos es muy importante que los ciudadanos tengan acceso a la información ya que esto les ayuda a tomar mejores decisiones. En este sentido, contar con un canal que transmite en tiempo real las sesiones y discusiones de los asuntos públicos es trascendental para la transparencia y la rendición de cuentas.

Pese a su importancia, sólo 46% de los mexicanos sabe de la existencia de ese medio de comunicación, pues 54% de los entrevistados en vivienda por Parametría en diciembre del año pasado dijeron ignorar que existía ese canal.

Al principio, el Canal del Congreso era transmitido únicamente a través de los sistemas de televisión por cable, servicio al que muy pocas personas tienen acceso.

En 2001 su difusión se amplió a los sistemas de televisión restringida vía satélite y en 2010 la Comisión Federal de Telecomunicaciones del Gobierno Federal, permitió que este medio pudiera operar en televisión abierta digital en la zona metropolitana del Valle de México, es decir, gradualmente mayor número de persona ha tenido acceso gratuito a este bien público, aunque todavía es desconocido para más de la mitad de la población.




Volver arriba