Tuiteros mexicanos, analizados por prensa estadounidense

Las redes sociales son un medio de presión en México

MÉXICO.- La presión que ejercen las redes sociales contra el gobierno y los “monopolios mediáticos” es objeto de estudio de analistas del periódico estadounidense “The Wall Street Journal”.

Participantes en la cadena humana contra las reformas a la ley de telecomunicaciones. La convocatoria se hizo a través de redes sociales

En el análisis que reproduce el sitio sinembargo.mx, se destaca cómo varios grupos organizados a través de la red social Twitter lograron que la discusión de la Ley de Telecomunicaciones, con la que se buscaba “censurar” internet en asuntos considerados como de “seguridad nacional”, lograron que el debate en el Legislativo se pospusiera hasta junio.

Entre otras cosas, el reporte del análisis dice que “varios grupos de usuarios de internet y activistas se volcaron a las redes sociales en días recientes para protestar contra el presidente Enrique Peña nieto y su propuesta”.

“El lunes, el hashtag “#EPNvsInternet” se convirtió en tendencia global en Twitter, TWTR -7.16% con más de 400 mil menciones y con un alcance de más de 58 millones de usuarios, de acuerdo con una aplicación que rastrea los temas que marcan tendencia en el microblog.

Organizaciones civiles que defienden la libertad de expresión, como Internet para todos y Artículo 19, y usuarios de Internet populares en México han rechazado el proyecto de ley, por lo que varios cientos de manifestantes se concentraron para protestar el martes frente al edificio del Senado, lo que derivó en un enfrentamiento con policías de la capital.El gobierno niega que el proyecto de ley de telecomunicaciones viole la privacidad de los usuarios de internet.En una reciente entrevista, el subsecretario de Comunicaciones, José Ignacio Peralta, dice que es necesario que el gobierno tenga algún poder para fines de seguridad nacional y para prevenir el delito cibernético.

Según el rotativo estadounidense, analistas dicen que las protestas son un signo del pluralismo de la joven democracia de México, que se abrió a la competencia política a finales de 1990 después de casi siete décadas de gobierno del PRI.

Con Peña Nieto, el PRI regresó a la presidencia en 2012 después de 12 años en la oposición, pero muchos en México se mantienen en alerta ante ese partido.”Este debate está mostrando el gran progreso democrático de México en los últimos años”, dijo Soledad Loaeza, una politóloga de El Colegio de México.

“Pero también nos recuerda que aún hay muchos mexicanos que desconfían del PRI como un partido verdaderamente democrático”.El martes, la Comisión de Comunicaciones del Senado eliminó del proyecto la cláusula que obligaba a las empresas de telecomunicaciones a proveer la ubicación geográfica de los usuarios cuando los servicios de inteligencia lo pidiesen, como proponía Peña Nieto.Las autoridades tampoco podrán bloquear temporalmente las señales de telecomunicaciones en eventos o lugares que crean que ponen en riesgo la seguridad nacional.

El Frente Popular por la Comunicación Democrática, integrado por el Senador panista Javier Corral y el perredista Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, realizan hoy una “cadena humana” desde Los Pinos hastaTelevisa Chapultepec en protesta por la iniciativa de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión del Presidente Enrique Peña Nieto.Los miembros del frente que se formó a principios de abril y que está integrado por políticos, académicos, artistas e intelectuales invitaron a la población a reunirse a las 11:00 horas en Los Pinos, la Estela de Luz, el Monumento a la Independencia, la Avenida Chapultepec, el Metro Auditorio, el Museo de Antropología, la Glorieta de La Palma y en Televisa Chapultepec.

El proyecto del Senado también establece que el nuevo regulador independiente de telecomunicaciones tendrá la autoridad para supervisar los contenidos de televisión en coordinación con la Secretaría de Gobernación.En la propuesta de Peña Nieto, esos poderes se concentraban en la Secretaría de Gobernación.Algunas modificaciones también afectan los intereses de América Móvil, AMX.MX +0.54% el gigante de telecomunicaciones propiedad del magnate Carlos Slim.

La empresa tendrá que eliminar los cargos de llamadas de larga distancia nacional en un año en lugar de los tres años propuestos por la Presidencia.El proyecto de ley mantiene la obligación de que América Móvil permita completar sin cargos las llamadas desde redes de la competencia, una demanda que desde hace meses habían expresado distintos sectores.El proyecto de Peña Nieto, que establece la implementación de la reforma de las telecomunicaciones aprobada el año pasado, ha recibido críticas desde distintos frentes.La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuya evaluación de las telecomunicaciones en México de 2012 fue una inspiración clave para las reformas, dijo que la nueva iniciativa tiene “serias deficiencias”.

La OCDE también criticó su ambigüedad en cuanto a la protección de los derechos de los consumidores.El regulador de telecomunicaciones también criticó el plan por ser demasiado rígido e invasivo de las responsabilidades que la Constitución atribuye a ese organismo.Las redes sociales se han convertido también en el mejor instrumento contra de los medios de comunicación oficialistas o de aquellas empresas de telecomunicaciones monopólicas, como el caso de las que son propiedad del magnate Carlos Slim, dueño de América Móvil, dice el análisis.

Recordó el caso del #Yosoy132, un movimiento de jóvenes en las redes sociales que criticó a Peña Nieto durante la campaña presidencial de 2012 y que después extendió sus protestas hacia medios de comunicación como Televisa.En un video llamado What’s Happening in Mexico (¿Qué está pasando en México?), publicado en Internet por la plataforma de bloggers YosoyRed, otro grupo que protesta contra el proyecto de ley, una mujer dice en inglés: “El Presidente Peña Nieto quiere poner fin a los medios de comunicación alternativos y comunitarios.¡Esto es censura! ¡Esto es un ataque a la libertad de expresión!” “Peña es el representante de un régimen político represivo que no ha desaparecido en México”, dijo una joven mexicana que se identificó como Melissa y que participó en la manifestación de este martes.”Por eso es que estamos aquí”.Peralta, el subsecretario de Comunicaciones, rechazó esas acusaciones en su cuenta de Twitter.

“El gobierno de la república está a favor de la libertad de expresión.Con más mexicanos en Internet tendremos más opiniones y todas serán respetadas”, tuiteó el martes el funcionario.En el mismo contexto de la protesta en contra de las leyes secundaras en telecomunicaciones, una campaña contra la censura en Internet alcanzó en menos de una semana y hasta ayer por la noche, casi 100 mil firmas en Change.org.Ayer, organizaciones, activistas y usuarios de Twitter lanzaron el hashtag #EPNStop, por medio del cual se llama a apoyar las protestas en contra de la censura en la Internet, y en particular, la “cadena humana” que será mañana a las 11:00 horas.Previo a la movilización, organizaciones y activistas han llamado a conocer las 11 acciones para manifestarse contra la Ley de Telecomunicaciones en el sitio 1111mx.org.

En dicha página se identifican 11 “focos rojos”, que son las partes de la ley que han sido criticadas y que hasta ahora no han sido modificadas de la propuesta.La idea es mantener actualizado el semáforo de los “focos rojos” hasta que todos esos puntos hayan sido modificados en la ley.También se proponen acciones para conseguir que las demandas de cambios a la ley de Telecomunicaciones se concreten.Algunas sugerencias son imprimir y difundir información, portar un listón verde turquesa que simbolice la inconformidad con la censura, o “bombardear” las cuentas de Twitter de los senadores con preguntas y exigencias sobre la Ley de Telecomunicaciones.Change.org anunció en un comunicado que “para anticipar una posible restricción de las libertades en Internet ante la aprobación de leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones, Marcela Ortiz abrió la petición “Contra la censura en la red”, y en menos de una semana obtuvo más de 89 mil firmas”.”Firma si no quieres que nos censuren, que puedan pedir tus datos a Twitter, Facebook o empresas de telefonía celular por creer que ‘amenazas’ la seguridad; si no quieres que bloqueen la señal de internet y celular cuanto estemos en alguna marcha o evento ‘peligroso’ donde quieras grabar un testimonio vital”, advirtió la petición.




Volver arriba