Tren transpeninsular, hasta después de 2018

Tren transpeninsular, hasta después de 2018

Tren transpeninsular, hasta después de 2018

MEXICO, D.F  (SUN).- El Gobierno Federal dejará para la próxima administración la puesta en operación del tren de pasajeros Transpeninsular Mérida-Punta Venado.

La construcción del proyecto -cuyo monto de inversión total asciende a 22 mil 181 millones de pesos (mdp), de acuerdo con Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal (DGTFM) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)-, iniciará este sexenio, pero su conclusión podría reagendarse para después de 2018.

Durante el Congreso de la Academia Mexicana de Ingeniería: “La Visión de la Ingeniería Mexicana en las Reformas Estructurales”, el subsecretario de Transporte de la dependencia, Carlos Almada hizo la referencia como parte del programa de trenes de pasajeros, a dos de tres comprometidos por el gobierno federal para esta administración.

Indicó que pondrán sobre rieles a los trenes México-Toluca y México-Querétaro en diciembre de 2017, un año antes de concluir la presente administración.

Explicó que el Programa de Inversiones en Infraestructura 2013-2018 prevé un monto de inversiones para el esquema de transporte de pasajeros vía férrea del orden de 100.1 mil mdp para desarrollar una movilidad de personas eficiente, segura y sustentable y mejorar la calidad de vida y bienestar de la población.

Estos dos trenes demanda recursos conjuntos por 82 mil 187.9 mdp, lo que representa 82% de las inversiones previstas para la construcción de los trenes.

El tren México-Toluca tendrá una longitud de 57.7 kilómetros (km); en el año de inicio de operaciones movilizará 305 mil personas diariamente; el monto de inversión asciende a 36 mil 608.1 mdp; su velocidad máxima será de 160 km por hora; operará con 15 trenes, y la fecha de entrada en operación es diciembre de 2017.

La longitud del México-Querétaro es de 210 km. Los usuarios diarios que transportará al primer año de operaciones será de 23 mil; la inversión asciende a 43 mil 579.8 mdp; su velocidad máxima será de 300 km por hora; se moverá con 12 trenes; y su fecha de entrada en operación también está prevista para diciembre de 2017.

De hecho, el 14 de marzo la SCT lanzó la convocatoria de licitación para el primer tramo del México-Toluca y el 28 de marzo la preconvocatoria para la construcción del segundo tramo.

El 2 de abril, la SCT presentó a la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda el análisis costo beneficio para la construcción de México-Querétaro, y en las próximas semanas se dará a conocer la convocatoria para este proyecto.

Respecto del Tren Transpeninsular Mérida-Punta Venado, EL UNIVERSAL publicó el pasado 6 de marzo que a petición de la SCT, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suspendió la evaluación en materia de impacto ambiental de este tren que conectará a Yucatán con Quintana Roo a través de 300 km de vías férreas, lo cual podría provocar que se recalendarice su puesta en operación, prevista para 2018.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA-R) en su modalidad regional, fue sometida al Procedimiento de Evaluación del Impacto Ambiental (PEIA) de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Semarnat, el 11 de febrero.

La evaluación inició el 14 de ese mes, sin embargo, a escasos días de ingresar el documento, la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT se desistió de continuar con el trámite de evaluación, confirmó a este medio la DGIRA.

Sobre los argumentos o razones expuestas por la SCT para desistir de continuar con el Procedimiento de evaluación de la obra, la DGIRA respondió que debido a que está en proceso la notificación a la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la dependencia, no es posible aún hacer pública dicha información.

Etiquetas: