SEP alista rediseño a programa para prevenir violencia

MÉXICO (El Universal).- La Secretaría de Educación Pública (SEP) rediseñará el programa “Construye T” debido a que en los seis años que lleva operando en escuelas de bachillerato “ha habido cambios que han sido significativos” para prevenir y reducir la violencia escolar, los embarazos entre adolescentes, el consumo de alcohol, tabaco y drogas, así como la presencia de pandillas y armas al interior de las aulas.

Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Media Superior, anunció cambios al programa a partir del mes de agosto, en el que incluso se prevé la elaboración de protocolos, guías y manuales para prevenir la violencia. Al participar en la apertura del Seminario sobre Prevención de Conductas de Riesgo en Estudiantes de Educación Media Superior, el funcionario dijo que la escuela difícilmente se sustrae de la dinámica social.

Al hacer público los resultados preliminares de Encuesta de Violencia, Tolerancia y Exclusión, dijo que siete de cada 10 jóvenes sufrieron algún tipo de violencia psicológica verbal o física en los últimos 12 meses. Del total de jóvenes en el bachillerato, uno de cada 4 experimentó agresiones reiteradas y sólo 4% se reconoció como agresor.

Son en particular las burlas de sus pares en redes sociales, la difusión de mentiras y la invasión de las cuentas electrónicas las situaciones de mayor riesgo entre los jóvenes. El maltrato, agregó suele incidir en el aprendizaje y en el ausentismo escolar, que puede llevar al abandono escolar.

Una práctica común es que tanto “estudiantes como maestros a menudo hacen como que no ven y no cejan como impedir” las agresiones por lo que agrava la situación al no existir la denuncia. Al proporcionar los datos sobre consumo de alcohol, tabaco y drogas informó que 12% ha fumado mariguana, 3% probó la cocaína; y 3 de cada 10 jóvenes señaló que la venta de droga ocurre al interior de la escuela o cerca de ella.

El 47% de los directores revelaron a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que el uso de alcohol y drogas afecta negativamente el rendimiento y el aprendizaje de sus estudiantes. Al respecto d la situación de violencia y actividades de riesgo, el subsecretario Tuirán Gutiérrez informó que se iniciarán cinco estrategias para rediseñar “Construye T” y hacer que en los próximos años se extienda más allá de las 2 mil 500 escuelas públicas a las que lega en este momento. Dijo que en total son 8 mil 500 escuelas de bachillerato público en el país y 6 mil de tipo particular.




Volver arriba