Senadora pide fortalecer apoyo a menores repatriados

MÉXICO (Notimex).- El gobierno mexicano debe fortalecer sus mecanismos de apoyo a menores repatriados desde Estados Unidos, pues en los últimos meses han aumentado las deportaciones de este sector, afirmó la senadora Diva Gastélum Bajo

Según un punto de acuerdo presentado ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión por la senadora y que ya se analiza en comisiones, cada año alrededor de 40 mil niños y niñas que migran son repatriados desde Estados Unidos a México, de éstos, 18 mil viajan solos.

Al mismo tiempo, en el 2007 el Instituto Nacional de Migración reportó que cinco mil 771 niños centroamericanos fueron repatriados desde México a sus países de origen.

En el punto de acuerdo se destaca que “lo niños migrantes son muy vulnerables a la explotación, a la trata y a ser víctimas de la delincuencia, por lo que la protección de sus derechos es una prioridad para el mandato de Unicef en México”.

Como meta, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) busca asegurar que estos niños y niñas reciban un trato digno por parte de las autoridades, y que les sean respetados sus derechos y a fin de que vuelvan a reunirse con sus familias.

Asimismo, señala que los niños y niñas que cruzan la frontera sin compañía sufren graves violaciones a su integridad física y a sus derechos, tales como:

“Accidentes (asfixia, deshidratación, heridas); ser enganchados a redes del crimen organizado; ser sometidos a explotación sexual o laboral; sufrir maltrato institucional en el momento de la repatriación o perder la vida en el momento del tránsito y cruce, entre muchas otras cosas”.

Los menores que son repatriados, se encuentran en un estado permanente de violación de derechos ya que, además de los riesgos que enfrentan, interrumpen sus estudios regulares, lo cual frena sus posibilidades de desarrollo y, por supuesto, no disfrutan de derechos básicos como el derecho a la alimentación, a la salud, a vivir en familia, entre otros.

La senadora del PRI argumentó que el Instituto Nacional de Migración cuenta con Oficiales de Protección a la Infancia (OPIS) mismos que son Agentes Federales de Migración y que tienen como principal tarea garantizar el respeto a los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes migrantes, en especial de los no acompañados.

Actualmente, el INM cuenta con 543 OPIS en las 32 Delegaciones Regionales. Los OPIS son seleccionados de conformidad con un perfil elaborado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y reciben capacitación continua y especializada.

“La problemática persiste, ya que las cifras de repatriados que proporciona el Instituto Nacional de Migración (INM) indican que en 2012 ocurrieron 17 mil 129 eventos de repatriación de menores de 18 años provenientes de Estados Unidos. El 79.3 no iban acompañados al momento de su repatriación”.

Diva Hadamira Gastelúm agregó que el DIF y la UNICEF señalan que las autoridades migratorias de México y de Estados Unidos persiguen, maltratan, discriminan, segregan e inclusive dan trato inadecuado a niños migrantes indocumentados en la frontera norte del país.

“En ese sentido advierten sobre el riesgo de que los menores formen en la comisión de delitos como el tráfico de drogas o de personas, mientras están expuestos al tráfico de órganos, a las redes de explotación sexual, prostitución y pornografía infantil, además de ser sometidos a la explotación laboral y en condiciones insalubres”.

Ante ello, planteó que sean la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración, quienes lleven a cabo la implementación de medidas correspondientes, a fin de capacitar a las autoridades, que se encuentran en las 32 delegaciones regionales del INM, en materia de protección a los derechos de niñas, niños y adolescentes repatriados en nuestro país.




Volver arriba