Sedena canjea armas por vales de despensa en Apodaca

Sedena canjea armas por vales de despensa en Apodaca

MONTERREY, Nuevo León (Notimex).- En coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el municipio conurbado de Apodaca inició este fin de semana el programa de canje y destrucción de armas, para garantizar la seguridad de la población.

El secretario del ayuntamiento, Oscar Cantú García, informó que elementos del Ejército Mexicano estarán recibiendo hasta el 30 de abril las armas y municiones, para canjearlas por vales de despensa.

Señaló que los módulos para efectuar el canje se ubican en la Plaza Principal de Apodaca, frente a la Presidencia Municipal y el horario de actividades será de 9:00 a 17:00 horas, de lunes a domingo.

“Se está haciendo un trabajo conjunto con el Ejército Mexicano, invitamos a la población a que se acerque, que se libere de cualquier tipo de armas en sus hogares y así evitar accidentes”, expresó.

El funcionario refirió que desde este mes, la Sedena también inició la campaña de canje de armas en otros municipios de la entidad, como Guadalupe, Escobedo, García, Santa Catarina, San Pedro y Linares.

Detalló que los montos de canje fueron establecidos por la Sedena y quedaron en mil pesos por arma larga, ya sea rifle, fusil, escopeta o carabina y 750 pesos por arma corta de uso exclusivo del Ejército.

Igualmente se pagarán 500 pesos por arma corta que no sea de uso exclusivo del Ejército, 300 pesos por arma larga o corta de postas y 300 pesos por cada 100 cartuchos de cualquier calibre, añadió.

Dijo que en este programa se ofrecerán de 100 pesos a 500 pesos por cada granada, dependiendo de sus condiciones.

Expresó que aunado a la prevención de accidentes, con el canje de armas se contribuye al combate de la comercialización y venta de estos artefactos en el mercado.

‘ Cabe destacar que las personas que participen en el programa de canje de armas, no serán sujetos a ningún tipo de investigación o cuestionamiento, además se garantiza el anonimato’, enfatizó.

Cantú García dijo que el armamento recaudado que se clasifique de valor histórico será considerado como de colección, mientras que el resto será destruido ante la presencia de los propios donantes.




Volver arriba