Sedatu promoverá que Ramo 33 se use para desarrollo urbano

* Impulsarán que gobiernos locales usen recursos federales en programas de ciudades sostenibles; proyectos fuera de esa línea irán a fila de espera, advierten

Mariana Orozco Camacho, coordinadora de la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable del Gobierno Federal, a través de la SEDATU, afirma que incentivarán el uso de los recursos de los Ramos 33 y 23 para desarrollo urbano con mayor respeto al peatón.

Mariana Orozco Camacho, coordinadora de la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable del Gobierno Federal, a través de la SEDATU, afirma que incentivarán el uso de los recursos de los Ramos 33 y 23 para desarrollo urbano con mayor respeto al peatón.

MÉXICO, D.F.- Ante la falta de presupuesto para generar una política federal de desarrollo urbano, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) promoverá que las entidades federativas utilicen los recursos que reciben de la Federación a través del Ramo 33 y 23 para impulsar programas de desarrollo sustentable, donde se privilegie al peatón como eje central de las políticas de vivienda y movilidad.

Así lo expresó, Mariana Orozco Camacho, coordinadora de la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable del Gobierno Federal durante el 6º Congreso Internacional del Transporte que realizó la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) que dirige Jesús Padilla Zenteno, en abril pasado.

En entrevista posterior a su participación en el 6º Congreso Internacional del Transporte denominado “El desafío de la movilidad y la gestión de ciudad”, refirió que dado el bajo presupuesto con el que cuenta esta nueva dependencia federal, tienen que apelar a los múltiples recursos que distribuye la federación a través de distintos programas para implementar proyectos de movilidad urbana sustentable.

“Es un gran mito esto de que no hay dinero para la movilidad urbana sustentable. Hay recursos federales para la infraestructura urbana, son los fondos que actualmente están financiando estructura vial y urbana, muchos están en el Ramo 23 y en el Ramo 33”, explicó la funcionaria tras recordar que estos fondos son administrados por los gobiernos locales y precisó que el 79% de los recursos del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) se va a la construcción de carreteras y el 65% de los recursos federales en infraestructura nacional favorecen el uso del automóvil.

Tras insistir en que es indispensable cambiar la óptica de desarrollo urbano y se desincentive el uso de vehículos automotores, la representante de Sedatu adelantó que esta dependencia buscará impulsar la modificación de las reglas de operación de los Ramos 33 y 23, a fin de que los proyectos que no generen un beneficio directo a la ciudad queden al final en la cartera de proyectos. “Estamos apostando fuerte a la capacitación técnica y a la sensibilización, intercambiando experiencias con otras ciudades y gobiernos locales para que se puedan contagiar y duplicar las buenas prácticas”, insistió.

En este contexto, la funcionaria lamentó durante el 6º Congreso Internacional del Transporte de la AMTM que esta visión de las nuevas ciudades no esté consolidada, pero celebró que el Plan de Desarrollo Nacional ya contemple el término de movilidad urbana sustentable y consideró que la creación de la SEDATU permitirá la coordinación de esfuerzos y se establezcan objetivos claros en el desarrollo sustentable.

“Ya hemos visto la importancia económica de nuestras ciudades y entonces resulta un poco confuso entender porque no estaba este elemento principal en la planeación”, precisó Orozco Camacho, y apuntó que la nueva política de desarrollo urbano debe desincentivar el uso del automóvil y ofrecer respeto al peatón, pues a decir de la funcionaria no basta con establecer corredores de transporte, hace falta revisar que hay más allá de los corredores, apoyar la construcción de infraestructura segura para que el peatón pueda movilizarse hasta las estaciones; las estaciones deben ser intermodales y conectadas de forma eficiente, con conectividad en barrios permeables.

“La mejor ciudad es la que no se mueve”, afirmó la coordinadora de Desarrollo Urbano, al precisar que para que estos cambios ocurran se debe trabajar de cerca con los gobiernos locales a fin de establecer uso de suelo mixto, favorecer la densificación de las ciudades, introducir servicios para los peatones y crear sistemas integrados de transporte que garanticen la movilidad en urbes interconectadas, concluyó.- (Boletín de prensa)

Etiquetas:, ,