Se propagan autodefensas

Gustavo Madero afirma que están en 11 entidades

Fuerzas del gobierno federal revisan vehículos en una carretera cercana al municipio de Apatzingán

MÉXICO (Notimex).- El Estado mexicano debe encontrar las salidas conjuntas, cerrar filas y asumir una responsabilidad fuerte ante el momento crítico que en materia de seguridad afronta el país, en específico Michoacán, advirtió ayer el líder del PAN, Gustavo Madero.

Ante esos “focos rojos” han surgido grupos de autodefensa, una situación que, aseguró, no es privativa de Michoacán, pues “ya hay en 11 estados”, aunque en esa entidad es donde el problema se expresa de manera más cruda y agobiante.

“Estos grupos son nuevos, surgidos precisamente en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto”, agregó.

El presidente panista insistió en que esos grupos son una forma de expresar la frustración que tiene la población, porque no se están resolviendo sus problemas ni las acusaciones de corrupción, infiltración, falta de autoridad y de acción de autoridades locales.

Madero consideró que en Michoacán “se está exponiendo el fracaso de un modelo de seguridad que no está dando resultados y una población desesperada que busca salidas, que busca soluciones por distintas vías”.En su opinión, el riesgo es que el Estado mexicano no pueda darles una solución y entonces esos mexicanos busquen alternativas que no sean legales ni constitucionales, para defender su patrimonio, sus familias, la vida y la salud.

“A corto plazo”

Por su parte, el legislador priista Manlio Fabio Beltrones señaló que la decisión del gobierno federal de mandar a sus principales funcionarios en auxilio del gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, y de presidentes municipales es para que la estrategia para pacificar esa entidad dé resultados en un corto plazo.

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados estableció que se debe actuar con enorme firmeza para evitar cualquier duda sobre lo que se busca, que es, dijo, la paz y tranquilidad para los michoacanos.

Además el priista descartó que el gobierno federal sólo busque acabar con los grupos de autodefensa.

“Se trata de orden y legalidad, más que de fuerza”, dijo, antes del inicio de la sesión de la Comisión Permanente del Congreso.

El priista aclaró que más que una prueba de fuego para la administración federal, resolver la situación en Michoacán es una necesidad, para lo cual debe haber una “enorme unidad entre todos los partidos políticos”. En ese sentido dijo que nadie debe sacar ventaja de la situación ni querer conseguir algún beneficio de carácter político-electoral. “Necesitamos actuar con mucha responsabilidad en este tema”, agregó.También destacó la pertinencia de la intervención federal en apoyo a las autoridades estatales y municipales, ya que, a pesar de la presencia de las fuerzas federales en Michoacán, incluida la Armada y el Ejército, sigue habiendo actos violentos. Manlio Fabio Beltrones reconoció que a pesar de la presencia de las fuerzas federales, sigue habiendo acontecimientos en Michoacán, lo cual habla de lo conveniente que resultó que el gobierno federal actuara en apoyo a las autoridades estatales y municipales. Afirmó que los resultados de la intervención del gobierno federal en esa entidad no serán inmediatos, pero sí en un corto plazo. “No es un tema fácil y los resultados no los veremos de inmediato, pero estoy seguro que los conseguiremos positivos y los resultados deben verse en un corto plazo”, recalcó.Con el acuerdo que firmaron el lunes pasado el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, aseguró se fortalecerá a las autoridades locales, tanto estatales como municipales, “como un principio de orden y legalidad que merece Michoacán”, agregó. En cuanto a la posibilidad de que los grupos del crimen organizado se trasladen a otros estados como Guanajuato y Jalisco, comentó que “habría que blindar a todas estas entidades para evitar que suceda el efecto cucaracha.” Por separado la senadora del PRI y secretaria general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Cristina Díaz Salazar, también respaldó la estrategia del gobierno federal en Michoacán. “‘Muestra una vez más la voluntad del presidente Enrique Peña Nieto, que se comprometió desde el primer día de su administración, a combatir la violencia en nuestro país con el propósito de que disminuya y que regrese de nuevo la paz”, dijo. La también presidenta de la Comisión de Gobernación del Senado, reconoció que la reconstrucción del tejido social en Michoacán requerirá de un proceso largo, debido a que desde hace más de una década en esa entidad se dio una descomposición que hoy tiene como resultado una escalada de violencia. Destacó que hay un beneplácito por el actuar del gobierno federal, con una acción contundente, coordinada y esmerada a favor de la justicia, el fortalecimiento de las instituciones y el Estado de derecho.




Volver arriba