SCJN atrae recursos sobre derechos colectivos

MÉXICO (Notimex).— La acción de grupo con base en la reforma que permite la defensa de los derechos colectivos interpuesta por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) contra la empresa de telecomunicaciones Iusacell, será resuelta por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Esto será si, luego de que los ministros que integran la Primera Sala de la SCJN aprobaron la solicitud que hizo el ministro José Ramón Cossío Díaz, para ejercer su facultad de atracción, en este caso sobre el amparo 312/2013.

La resolución donde se aprobó atraer el caso, señala que el amparo directo promovido por la Profeco aborda temas relacionados con la defensa de los derechos de los consumidores en materia de telefonía móvil, que involucran a miles de ciudadanos en circunstancias similares.

Se trata de una disputa en la que consumidores solicitan un resarcimiento por las fallas de calidad en el servicio que sufrieron durante 2010 por empresas proveedoras de este servicio, conocidas en conjunto y comercialmente como Iusacell.

En la vía ordinaria civil, la Profeco, en ejercicio de la acción de grupo, demandó diversas prestaciones de Iusacell, entre ellas una indemnización no inferior a 20 por ciento sobre el monto correspondiente al tiempo en que no se disfrutó el servicio contratado y que fue pagado en su totalidad por el consumidor.

El juez competente condenó a Iusacell resarcir el daño causado, pero ambas partes interpusieron el recurso de apelación.

Un tribunal unitario revocó el fallo con el argumento de que las fallas en el servicio no rebasaron los límites establecidos en el Plan Técnico Fundamental de Calidad de las Redes del Servicio Local Móvil emitido por la Cofetel.

En contra de la resolución del tribunal unitario, la Profeco promovió el amparo que fue atraído por la Suprema Corte que, a decir de los ministros, les permitirá emitir criterios en los que se definan mecanismos de defensa de derechos de consumidores en materia de telecomunicaciones.

Así como criterios que faciliten disputas y resarcimientos a éstos por los daños y perjuicios.

Se podrá determinar también si el hecho de que Iusacell hubiese o no rebasado los márgenes de calidad en el servicio de telefonía móvil, puede significar que la empresa transgredió cláusulas del contrato de adhesión celebrado con los consumidores y, por tanto, se les haya causado un daño en sus patrimonios.

También estará en posibilidad de emitir criterios para entender el concepto general respecto de la tutela efectiva de los derechos de los consumidores.

La Segunda Sala de la Suprema Corte anunció que también ejercerá su facultad de atracción para resolver el recurso de queja interpuesto por Teléfonos de México contra el auto que admitió a trámite la demanda de amparo presentada por personas indígenas Hñähñu de la comunidad San Ildefonso.

Como en este caso una empresa privada está siendo demandada como si fuera una autoridad, los ministros deberán resolver si con el marco legal y constitucional vigentes los concesionarios del servicio de telefonía tienen el carácter de autoridad para los efectos del juicio de amparo.

 




Volver arriba