Ponen fecha para regular a autodefensas

MEXICO (AP).— El gobierno de México estableció como plazo el 10 de mayo para que los grupos de autodefensa en el estado occidental de Michoacán registren sus armas y decidan unirse a un cuerpo de guardias rurales al mando del ejército.

Desde que en enero se redobló la presencia federal en Michoacán, que por años había sido afectado por la presencia del narcotráfico, las autoridades federales han avanzado poco hasta ahora en su plan de incorporar a los cerca de 20,000 miembros de las autodefensas a los llamados “cuerpos de defensa rurales” que dependen de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Sin embargo, la comisión federal para Michoacán señaló que acordó extender el plazo para que las autodefensas se unan a esos cuerpos, unas unidades poco usadas desde que fueron creadas hace cerca de un siglo y que son integradas por campesinos armados cuya tarea principal es perseguir a ladrones y luchar contra eventuales alzamientos armados en las zonas rurales.

Las autodefensas -cuyos miembros están fuertemente armados- han representado un problema espinoso para el gobierno: al tiempo que han ganado popularidad por enfrentar y expulsar de algunas comunidades al cartel de las drogas de Los Caballeros Templarios, algunos de los integrantes de aquellos grupos civiles han sido acusados de asesinato y saqueo.

Algunas docenas de autodefensas permanecen detenidos bajo cargos de uso ilegal de armas como fusiles de asalto que los civiles tienen prohibido usar.

Estanislao Beltrán, uno de los voceros de las autodefensas, dijo el martes a The Associated Press que no entregarán sus armas, pero que están abiertos a unirse a algunas de las fuerzas gubernamentales. El gobierno recibió inicialmente poca respuesta cuando anunció en enero que se abrirían los cuerpos rurales a las autodefensas, pero ahora ha comenzado a presionarlos para que no pase de la nueva fecha en mayo.

Cifras entregadas por el ejército a la AP, los cuerpos rurales son pequeños. Su fuerza actual es de 9.068 “rurales” voluntarios y tienen presencia en cerca de dos terceras partes de los 31 estados del país.

Según la información del ejército, los cuerpos de defensa rurales no tienen presencia en estamos con fuerte presencia del narcotráfico, como los norteños Tamaulipas y Sinaloa, pero sí están en otros menos afectados por la violencia de carteles de las drogas como Aguascalientes, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Hidalgo y Quintana Roo.

La comisión federal para Michoacán dijo que los cuerpos rurales para ese estado empezarán a operar el 11 de mayo. “Nadie se va a desarmar”, aseguró a la AP Beltrán, el vocero de las autodefensas,

José Manuel Mireles, uno de los líderes de las autodefensas, ha dicho a medios locales que llegaron a un acuerdo con las autoridades para que entreguen las armas de más alto poder, como lanzagranadas y ametralladoras, pero que mantendrán y registrarán armas como rifles de asalto, pese a la prohibición que existe para los civiles.

Mireles y Beltrán dijeron que han demandado al gobierno la liberación de sus compañeros detenidos en las últimas semanas y meses por posesión ilegal de armas, pero el gobierno señaló en un comunicado que sólo se acordó transferir a esos arrestados a prisiones más cercanas a sus hogares en Michoacán, debido a que muchos están en cárceles en otros estados.

El gobierno intenta que se pueda diferenciar a los autodefensas “legítimos”, es decir a rancheros y agricultores que se levantaron contra el narcotráfico, de criminales que sostiene han comenzado a infiltrar a algunos de esos grupos.




Volver arriba