Polémica por debate de reforma energética durante el Mundial

Polémica por debate de reforma energética en el Mundial

Polémica por debate de reforma energética en el Mundial

MEXICO (AP).— El Congreso de México comienza el martes la discusión de una serie de iniciativas para implementar una ambiciosa reforma energética, en un análisis que se extenderá mientras se desarrolla el Mundial de fútbol en Brasil y que ha desatado críticas de la izquierda que ve un plan para desviar la atención de los mexicanos.

La discusión arranca en comisiones del Senado con la revisión de algunos proyectos de ley en los que se establecen los detalles sobre cómo se planea abrir a la iniciativa privada el sector energético nacional y que estipula, entre otras cosas, que por primera vez en siete décadas empresas podrán explorar y producir crudo, algo que hasta ahora era exclusividad de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La izquierda ha acusado al oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al conservador Partido Acción Nacional (PAN) de promover la discusión durante el Mundial para que los mexicanos estén más pendientes del fútbol que de lo que ocurra en el Congreso, algo que legisladores de aquellos grupos políticos han rechazado.

“Sin duda se trata de una estrategia para poder desviar la atención de la reforma más importante para el país y evidentemente que la gente preferirá mil veces más ver el evento deportivo”, dijo a The Associated Press el senador Rabindranath Salazar, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática y secretario de la Comisión de Energía de la cámara alta.

Para los legisladores del PRI, partido del presidente Enrique Peña Nieto, el tema del fútbol no es más que una muestra de la falta de argumentos de la izquierda.

“La vida de la república no se va a detener por un torneo de fútbol”, dijo hace unos días el senador David Penchyna, del PRI y presidente de la Comisión de Energía. “No tiene nada de distractor, nosotros le apostamos a una ciudadanía responsable y madura, como es la ciudadanía mexicana”, añadió.

Algunos creen, además, que aunque no hubiese coincidido con la Copa del Mundo, a mucha gente no le interesa seguir los debates de un tema tan especializado como una reforma en materia energética.

“La gente de todas maneras no sigue los debates en el Congreso (y) aunque no hubiera fútbol no creo que estaría la gente pendiente de ver qué se debatiría y cómo se argumentaba”, dijo a AP José Antonio Crespo, analista político y profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Pero aunque no lo ve en este caso, Crespo también reconoció que “la política recurre a cualquier tipo de actividades y de argumentos para sacar adelante lo que quiere cada actor”.

La cámara alta aprobó discutir entre el 10 y el 23 de junio las propuestas de leyes secundarias en materia energética, fechas que coincidirán con los días que la selección de fútbol de México jugará en la primera ronda en la Copa del Mundo.

Los legisladores del PRI y PAN, que se han sumado a favor de la reforma energética, confían que antes de julio queden aprobadas las leyes que esperan ayuden a incrementar la producción de crudo del país.

México tuvo en 2004 su pico de producción de crudo, con 3,4 millones de barriles diarios, aunque comenzó a caer hasta mantenerse en los niveles actuales de 2,5 millones de barriles diarios.

Con la reforma el gobierno espera que la producción de crudo crezca a tres millones de barriles diarios en 2018 y a 3,5 millones en 2025.

Etiquetas: