Peña Nieto pide destinar recursos para combatir pobreza en Michoacán

MÉXICO (EFE).— El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ordenó hoy destinar “de inmediato” recursos para combatir la pobreza en el estado mexicano de Michoacán, que sufre la violencia del crimen organizado y la expansión de grupos de civiles armados.

Al hacer un balance del primer año de su Cruzada contra el Hambre en el estado de Hidalgo, el mandatario pidió a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, “dirigir recursos y trabajo a la Meseta Purépecha y a Tierra Caliente”, en Michoacán.

Destacó que su Gobierno está “dedicando esfuerzos a la reconstrucción del tejido social” y al “desarrollo integral” de ese estado del suroeste de México.

“No solo estamos trabajando en una estrategia para recuperar la seguridad de Michoacán, sino que queremos realmente atender las causas que originaron la inseguridad” que vive el estado, afirmó.

Las fuerzas federales asumieron la semana pasada la seguridad en los municipios de Tierra Caliente, escenario de enfrentamientos entre el crimen organizado y grupos civiles armados, en un intento por frenar la ola de violencia en la región y restablecer el orden.

Además, el Gobierno federal nombró a Alfredo Castillo como comisionado especial para Michoacán a fin de coordinar los esfuerzos dirigidos a restablecer la seguridad e impulsar el desarrollo del estado.

En el evento de este martes, Peña Nieto aseguró que la Cruzada contra el Hambre, enfocada en una primera etapa a 400 municipios, ya beneficia a tres de los siete millones de mexicanos que sufren de carencia alimentaria.

Anunció que se intensificarán los esfuerzos en la frontera norte de México, un país con más de 53 millones de personas en condiciones de pobreza, así como en las zonas urbanas.

“La pobreza no solo es condición de las zonas rurales”, también afecta a las grandes urbes, donde se ubica prácticamente el 41 % de pobres del país (36 millones), apuntó Peña Nieto.

Explicó que están cambiado la orientación de los programas sociales, ya que la mayoría de ellos estaban destinados a las zonas rurales.



Volver arriba