Peña Nieto impulsará programa cultural en Michoacán

MÉXICO (EFE).— El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ordenó hoy impulsar un programa cultural y de reconstrucción del tejido social en el estado de Michoacán, asolado por el crimen organizado y la expansión de grupos civiles armados.

El anuncio del lanzamiento del programa “Cultura para la armonía” llega en momentos en que Michoacán está prácticamente militarizado, con control de la Policía Federal en una veintena de municipios, tras el lanzamiento de una estrategia para restablecer la seguridad en ese estado del suroeste del país.

En un acto conmemorativo de los XXV años de la creación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Peña Nieto explicó que el plan que pondrá en marcha obedece a su propósito de “hacer de la cultura un medio para la cohesión, inclusión y la prevención social de la violencia”.

La iniciativa, explicó el mandatario, “ya ha sido evaluada en un plan piloto en 24 entidades (del país)” y, dado que arrojó “buenos resultados”, será instrumentado en Michoacán, donde el Gobierno está “dedicando esfuerzos para la reconstrucción del tejido social”.

Michoacán es escenario de enfrentamientos entre grupos de autodefensa, la mayoría de los cuales son respaldados por empresarios locales hartos de la extorsión y la inseguridad, y el grupo criminal de Los Caballeros Templarios.

Esta organización criminal surgida a fines de 2010 como una escisión de La Familia Michoacana logró expulsar de Michoacán al grupo criminal de Los Zetas, pero después se convertió en la principal amenaza para esa parte de México.

La situación es motivo de preocupación no nada más para las autoridades mexicanas, sino también en otros países, como Estados Unidos.

En una rueda de prensa en Washington, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se mostró “preocupado” por la situación de violencia en Michoacán y aseguró que su país está dispuesto a ayudar al Gobierno mexicano si es necesario.

“Estamos preocupados, no asustados, pero sí preocupados; y trabajaremos con el Gobierno de México y estamos preparados para intentar ser de ayuda si podemos”, dijo Kerry a periodistas antes de reunirse con su contraparte mexicana, José Antonio Meade, en el Departamento de Estado.

Kerry se pronunció hoy por primera vez sobre el asunto, si bien una alta funcionaria del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, ya había declarado el miércoles que Estados Unidos considera “extremadamente preocupante” la situación en ese estado.

 

 




Volver arriba