Pemex solicita áreas rentables

Planea explotar la mayoría de las que están en el Sureste

MÉXICO (EFE).- Petróleos Mexicanos solicitó al gobierno mantener campos petroleros con reservas de 34,500 millones de barriles, entre las que se encuentran los yacimientos más rentables, informaron ayer directivos de la paraestatal.

La reforma energética, promulgada en diciembre y que abrió la puerta a la inversión privada, estableció el derecho de Pemex a solicitar de manera exclusiva los campos petroleros que prevé explotar en la llamada “Ronda Cero”, antes de que se abran otras a petroleras privadas.

Esta reforma, que puso fin al control estatal después de 70 años, obliga a Pemex a convertirse en una compañía productiva y rentable, y conformarse como una empresa productiva del Estado con alta capacidad financiera y tecnológica.Por este motivo, el pasado 21 de marzo Pemex solicitó a la Secretaría de Energía (Sener) la adjudicación de campos de bajo costo para mantener una mayor rentabilidad, aseguró el directivo de Pemex Exploración y Producción Gustavo Hernández.En conferencia telefónica con inversionistas, Hernández indicó que entre las áreas solicitadas se localizan la mayoría de las que están en las cuencas del Sureste, donde ha desarrollado una gran actividad e inversiones.

El funcionario indicó que se prevé que la asociación con empresas privadas permita “redireccionar los recursos y maximizar los proyectos” en donde la empresa es más competitiva, lo que contribuirá a “bajar el promedio de 7 dólares o mantenerlo, pero enfocado en campos que todos tengan un bajo nivel de costos”.

Pemex pretende mantener el control del 100% de los yacimientos con reservas probadas donde ya hay inversiones, tecnología y experiencia.

Además, buscará participar en el desarrollo en campos en aguas profundas del Golfo, donde se calculan los mayores yacimientos y donde la exploración de estudios sísmicos se ha realizado con éxito, incluso mayor que los de empresas similares que trabajan en el área perteneciente a Estados Unidos.

También pidió áreas para la explotación de lutitas (formaciones rocosas con gas y crudo comprimido) con la esperanza de lograr que con otros socios consiga la transferencia de conocimientos y de tecnología avanzada.

Para formar alianzas y establecer contratos con otras empresas, Pemex deberá esperar a la aprobación de la ley que reglamenta la reforma energética, que según los plazos establecidos en el decreto del 21 de diciembre deberá ser aprobada a más tardar el próximo 20 de abril, indicó Hernández.Actualmente Pemex tiene el control de campos petroleros por 407.000 kilómetros cuadrados, de los cuales ha solicitado le sean asignados unos 160.000.La Secretaría de Energía tiene un plazo hasta el próximo 17 de septiembre para dar una respuesta a Pemex sobre los campos solicitados, y prevé comenzar a licitar los demás recursos petroleros a partir del próximo año.Pemex considera que para mantenerse a la vanguardia tecnológica deberá desarrollar sus capacidades para la explotación en aguas profundas y en los recursos no convencionales.Por esta causa, en su petición ante la Secretaría de Energía la empresa indicó que es “es previsible que la próxima etapa de crecimiento de la industria a nivel global y en México esté constituida por aguas profundas y no convencionales”, por lo que debe desarrollar sus capacidades en concordancia con la industria global.Según datos oficiales, México cuenta con recursos por 43.800 millones de barriles de crudo, que abarcan las reservas probadas, probables y posibles (3P).Sin embargo, los estudios señalan la posible existencia de recursos prospectivos por unos 112.000 millones de barriles, que permanecen sin descubrir. EFE

Pemex | Mercado

Pemex coloca deuda en el mercado internacional por 4 mil millones de dólares.

Tres ramos

La colocación es en tres tramos: 500 millones de dólares con vencimiento en enero de 2019 y un cupón de 3.125%; 500 millones con vencimiento en enero de 2024 y un cupón de 4.875% , y 3 mil millones con vencimiento en enero de 2045 y un cupón de 6.375%, de acuerdo con el periódico “El Universal”.




Volver arriba