Ofrecen disculpas por usar el Zócalo

Ofrecen disculpas por usar el Zócalo

El sitio se usó de estacionamiento de funcionarios

El Zócalo capitalino se vio ayer como gran estacionamiento durante el mensaje presidencial

MÉXICO (El Universal).- El gobierno de la República ofreció una disculpa por el uso indebido de la plancha del Zócalo, que fue utilizada como estacionamiento para los vehículos de funcionarios e invitados que asistieron al evento realizado en Palacio Nacional, donde el presidente Enrique Peña Nieto dirigió un mensaje por su Segundo Informe de gobierno.

En un comunicado, la Presidencia de la República aceptó que quienes estaban a cargo del acceso vehicular a la Plaza de la Constitución decidieron abrir la plancha del Zócalo para el estacionamiento de vehículos.

“Fue, desde luego, una decisión equivocada de quienes controlaban el acomodo vehicular. El Gobierno de la República asume la responsabilidad, ofrece una disculpa por el uso incorrecto del Zócalo, y asegura que adoptará las medidas al respecto para que esta situación no se vuelva a repetir”, indicó.

Previó a esta comunicación oficial, el vocero del gobierno de la República, Eduardo Sánchez, subrayó a través de de su cuenta en la red social de Twitter: “El Gobierno de la República asume la responsabilidad y ofrece una disculpa por el incorrecto uso del Zócalo. “Fue una decisión equivocada de quienes estaban a cargo del acomodo vehicular. Esta situación no se volverá a repetir”.

Marcha y mitin

Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Pública del D.F. informó que durante el mensaje de Peña Nieto un grupo de manifestantes realizó un mitin frente al Hemiciclo a Juárez, por lo que la circulación se cerró en la vía.

Exbraceros y un contingente de campesinos marcharon desde el Paseo de la Reforma para intentar llegar al Zócalo, pero el cuerpo de granaderos les impidió el paso.

Los granaderos también se colocaron a lo largo de la avenida Juárez para impedir que los inconformes realicen destrozos a la Alameda Centra, Palacio de Bellas Artes, tiendas departamentales.




Volver arriba