Mira hacia el futuro

Presentan las leyes secundarias del cambio energético

De izquierda a derecha, los titulares de Hacienda, Luis Videgaray; de Energía, Pedro Joaquín, y Eduardo Sánchez, vocero del gobierno federal

MÉXICO (EFE y AP).- El gobierno propuso ayer una serie de leyes para reglamentar la aprobada reforma energética, que entre otros objetivos busca dar mayor autonomía a Pemex a fin de que se prepare para el futuro escenario de competencia.

El paquete legal presentado ayer al Congreso para su debate desarrolla la reforma más importante del sector energético en siete décadas.

La propuesta no sólo impactará en Pemex, sino en las finanzas públicas de México, porque aporta más de la 3a. parte de los ingresos del Estado, mediante un rígido control de su presupuesto a cargo de Hacienda.

La propuesta tendrá que ser debatida en las próximas semanas por el Congreso.

El gobierno federal presentó el paquete legal el último día del período ordinario de sesiones legislativas pues si no lo hacía habría tenido que esperar a que el Congreso estudiara el paquete legal en el siguiente período ordinario de sesiones, que comienza el 1 de septiembre.

Ocho nuevas normas

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, informó que el paquete de las leyes secundarias de la reforma energética incluye ocho nuevas normas y la modificación de 13 existentes, con las cuales se busca incrementar la producción de petróleo y gas, además de impulsar la industria eléctrica.

El paquete enviado al Congreso establece que habrá libre competencia de empresas y particulares en todas las actividades del sector de hidrocarburos y electricidad, salvo en la venta al público de gasolinas que se abrirá de manera paulatina.

Coldwell indicó que todos los contratos en materia de exploración y extracción de crudo serán adjudicados por licitación pública y se dará a la empresa que ofrezca mejores condiciones económicas al Estado mexicano.

También dijo que se establecen reglas de transparencia y advirtió que se podrán cancelar los contratos, entre otras cosas, cuando se incumplan los planes de exploración y desarrollo.

Con la reforma se establecieron tres tipos de contratos, de utilidad y producción compartida, además de licencias.

Mayor producción

El titular de Energía refirió que la reforma energética busca el incremento en la producción de petróleo y gas, además de que en cualquier rama de la industria se establece que habrá por lo menos un mínimo de 25% de participación nacional.

En el caso de que los yacimientos transfronterizos de cualquier hidrocarburo, es decir que comparta con otros países, como EE.UU., será obligatorio que Pemex tenga una participación de al menos 20% en los proyectos de exploración y producción, añadió Joaquín Coldwell.Se prevé, dijo, que la producción de crudo crezca de los 2.5 millones de barriles diarios en promedio alcanzados en 2013 a tres millones en 2018 y a 3.5 millones en 2025.También se espera que la de gas natural pase de los actuales 5,000 millones diarios de metros cúbicos a 8,000 millones en 2018 y a 10,400 millones en 2025.




Volver arriba