México invertirá 9.167 MDD en nuevo aeropuerto capitalino

MÉXICO (EFE).- El Gobierno mexicano prevé invertir 120,000 millones de pesos (unos 9.167 millones de dólares) en un nuevo aeropuerto internacional para Ciudad de México contiguo al actual, que está al límite de su capacidad.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, adelantó en su segundo informe de Gobierno que diversos estudios “determinaron que el lugar más adecuado para establecer las nuevas instalaciones del Aeropuerto de la Ciudad de México se sitúan en la zona contigua del actual”.

Esta obra de infraestructura “no requerirá terrenos adicionales a los actualmente disponibles, lo cuales son propiedad del Gobierno Federal”, precisa el documento que hoy será presentado por Peña Nieto en un acto público en Palacio Nacional.

La nueva terminal área “exigirá el concurso de los mejores especialistas para ejecutar una inversión pública calculada en el orden de los 120 mil millones de pesos (unos 9.167 millones de dólares”, añade.

El informe del Ejecutivo, enviado el lunes al Congreso mexicano y publicado en la página de la Presidencia, recuerda que desde hace décadas se detectó la necesidad de contar con nuevas instalaciones ante la limitada superficie de las actuales.

Precisamente, Peña Nieto vivió uno de los momentos más oscuros de su carrera política el 4 de mayo de 2006, cuando en su calidad de gobernador del Estado de México ordenó un operativo policial para tomar el control del municipio de San Salvador Atenco.

Ese municipio había sido tomado por pobladores que en 2002, tras nueve meses de lucha, lograron que el entonces presidente Vicente Fox diera marcha atrás a la construcción de un aeropuerto alterno al de Ciudad de México en sus tierras.

El operativo de 2006 derivó en un violento enfrentamiento con los campesinos que dejó un saldo de un muerto, medio centenar de heridos y abusos sexuales contra mujeres detenidas.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reconoció entonces que hubo excesos de los agentes, pero puso en duda los testimonios de las víctimas de abusos sexuales al señalar no hubo “prueba fehaciente” de que ello hubiese ocurrido.

Para dejar fuera la posibilidad de un nuevo conflicto por la construcción de una nueva terminal aérea, Peña Nieto deja claro en su informe que el proyecto se llevará a cabo en tierras que son propiedad del Gobierno federal

En su informe de más de medio millar de páginas, argumenta que la saturación operativa de las actuales instalaciones restringen “significativamente la conectividad nacional e internacional del país, afectando el turismo y la generación de nuevas inversiones y de empleos en la región”.

La construcción de la nueva terminal contribuirá “a desarrollar económica y socialmente una de las regiones más densamente pobladas y con un alto grado de marginación”, señala.

Además, resalta, “el desarrollo del proyecto permitirá que surja un importante polo generador de empleos, de derrama económica y de nuevas oportunidades para la población de la región”.

En 2007, el aeropuerto de Ciudad de México fue remodelado y ampliado con un edificio adyacente, la terminal 2, después del fracaso del proyecto de San Salvador Atenco, pero ya está cerca del límite de su capacidad, que es de 32 millones de usuarios.




Volver arriba