Más desapariciones

Reportan alza de 300% en lo que va del actual gobierno

Una manifestación para exigir la aparición de personas, muchas de ellas activistas, que desaparecieron en los últimos años en México

MÉXICO.- Durante los primeros 18 meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se incrementó 300 por ciento la desaparición forzada de activistas en México, respecto al mismo período del ex mandatario panista Felipe Calderón Hinojosa, denunciaron varias organizaciones civiles que forman parte de la Coordinación de la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada.

En lo que va del sexenio de Peña Nieto un total de 30 activistas han sido desaparecidos por agentes del Estado, mientras que en el mismo período de Calderón fueron nueve, afirmó Héctor Cerezo Contreras, coordinador del área de Acompañamiento a Víctimas del Comité Cerezo México, según consigna el portal sinembargo.mx.

“Lo que nos dicen las cifras es que el problema se agravó, por ejemplo en el gobierno de Calderón, en los seis años, hubo 55 casos y ahora en este nuevo gobierno ya van 30. Este incremento sigue una línea de continuidad, porque durante los últimos 17 meses de Calderón fueron 27, y en estos primeros meses de Peña Nieto ya se superó esa cifra”.

Héctor Cerezo denunció que la administración actual está más preocupada por “maquillar” las cifras que por combatir el problema de la desaparición forzada.

“Lo que no tenemos es un registro transparente, verificable de datos de desaparecidos, que compruebe la tesis del gobierno de que la desaparición forzada bajó. Que nos demuestren con cifras.

“Lo cierto es que hay 85 activistas desaparecidos de 2006 a la fecha y no hay un solo detenido y en realidad no podemos saber cuántos más existen. Nosotros estamos documentando porque el gobierno no lo hace.

“Estamos visibilizando por qué el Estado se niega a que las haya desaparecido, incluso niega que haya una política de desaparición forzada”, dijo.

El activista detalló que aunque aún no se llega a las cifras de la guerra sucia, hay una tendencia que debe detenerse, de lo contrario desaparecerán organizaciones enteras en el país y no habrá activistas que se atrevan a luchar por los derechos humanos y a denunciar.

“Nosotros decimos que el momento en que podamos parar esta dinámica será cuando nosotros, que estamos documentando, desaparezcamos. Ya no habrá organizaciones o habrá muy pocas que se atrevan a denunciar este tipo de crímenes, seguirá sucediendo, pero ya nadie hará un registro”, expuso.

En cuanto al perfil de los activistas desaparecidos, la mayoría son hombres entre los 25 y 40 años de edad.La mitad de ellos son coordinadores o dirigentes de organizaciones sociales y casi todos tienen una trayectoria de al menos 10 años como luchadores sociales.Otra de las características es que los luchadores sociales que desaparece el Estado defienden causas ambientales y campesinas, como la lucha en contra de mineras extranjeras.

Algunos de ellos son de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de la Organización Popular de Productores de la Costa Grande (Oppcg) de Guerrero, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán y del Frente de Unidad Popular de Guerrero.

Las autoridades señaladas como posibles responsables son: el Ejército Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Federal Ministerial, paramilitares, Policía Estatal, el crimen organizado en contubernio con autoridades y presidentes municipales.”Esto tiene que ver con que desde hace algunos años estamos viviendo una regresión en materia de derechos humanos.Aparentemente estamos teniendo bastantes logros en las leyes, como la Ley de Víctimas y la Ley de Protección a Defensores y Periodistas, pero en la práctica hay una criminalización de aquellos que están luchando por algún derecho”, dijo Héctor Cerezo.

Activistas | Desapariciones

La mayoría de los activistas que han sido desaparecidos son varones, afirman.

Organizaciones en riesgo

Héctor Cerezo Contreras, coordinador del área de Acompañamiento a Víctimas del Comité Cerezo México, detalló que, aunque todavía no se llega a las cifras de la guerra sucia, hay una tendencia que debe detenerse, de lo contrario desaparecerán organizaciones enteras en el país y no habrá activistas que se atrevan a luchar por los derechos humanos y a denunciar.

No habrá registros”El momento en que podamos parar esta dinámica será cuando nosotros, que estamos documentando, desaparezcamos. Ya no habrá organizaciones o habrá muy pocas que se atrevan a denunciar este tipo de crímenes, seguirá sucediendo, pero ya nadie hará un registro”.DesaparecidosHay 85 activistas desaparecidos de 2006 a la fecha, subrayó.




Volver arriba