"Luz barata y limpia"

“Luz barata y limpia”

Cobertura de 100% en el suministro de energía, una meta

Un empleado de la Comisión Federal de Electricidad realiza trabajos en un generador, en la metrópoli

MÉXICO (EFE).- El gobierno mexicano federal anunció ayer una serie de acciones en materia de energía destinadas a reducir las tarifas eléctricas, así como a alcanzar una cobertura total del territorio a partir de 2016.

Además de la baja de tarifas a partir de 2016, el plan de acción pretende que se genere electricidad suficiente y que llegue a todos los mexicanos, indicó Eduardo Sánchez, portavoz del gobierno federal, en una conferencia de prensa.

Las líneas de acción apuntan a que se proteja el medio ambiente y haya un mercado de competición sana y con reglas claras para que más empresas ofrezcan servicios bajo un control eficiente del mercado, señaló.

La reforma al sector energético aprobada en diciembre de 2013, cuya legislación reglamentaria fue promulgada la semana pasada, “traerá más luz, más barata, más limpia y para más mexicanos”, destacó el funcionario.

El subsecretario de Electricidad de la Secretaría de Energía, César Emiliano Hernández, dijo que bajar las tarifas eléctricas “es creíble y viable” porque se invertirá en la reconversión de las generadoras y en el uso de combustibles.

Una de las prioridades de las autoridades, dijo, es lograr una cobertura eléctrica al 100% del territorio nacional, ya que actualmente hay unos dos millones de mexicanos que no cuentan con este servicio.

Hernández detalló que para 2018 se habrá concluido con el proceso de remplazamiento de centrales y la reconversión por el uso de combustible a gas natural, que es más barato y menos contaminante.

Por otra parte, la CFE anunció ayer que las multas que se aplicarán a quienes se roben la electricidad, mediante diablitos” o instalaciones ilegales, irán de 672 mil a tres millones 365 mil pesos.

El director general de la nueva empresa productiva del Estado, Enrique Ochoa, recordó que la reforma energética establece las diversas penalidades relacionadas con el hurto de electricidad.

“Habrá castigos de entre 10 mil a 50 mil salarios mínimos por consumir energía a través de instalaciones que alteren o impidan el funcionamiento normal de los medidores”, sostuvo.




Volver arriba