Las reformas, la parte central del Segundo Informe

El PRD considera que el Presidente está "reprobado"

Miguel Ángel Osorio Chong (derecha) entrega el Segundo Informe a Silvano Aureoles Conejo, presidente de la Cámara Baja

En su Segundo Informe de Gobierno, que fue entregado al Congreso por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el presidente Enrique Peña Nieto destaca la importancia de cinco reformas estructurales impulsadas en el campo económico para apuntalar la productividad y el crecimiento del país en el largo plazo.

En el apartado dedicado a una de sus cinco metas, lograr un México próspero, alude a la aprobación de las reformas en telecomunicaciones, competencia económica, energética, financiera y fiscal, así como de sus leyes reglamentarias.

El sector privado, en voz de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, consideró que el ciclo reformador que tanto necesitaba México aún no se completa y pidió al Congreso estar abierto a cualquier discusión para corregir el marco tributario.

El PRD consideró que el Presidente está “reprobado” en dos años de gestión, pues ha sido incapaz de solucionar los grandes problemas.

“Todas las encuestas hablan de que la gente no está conforme, toda la expectativa que desplegó Peña Nieto en su campaña en 2012 ha quedado en mera demagogia”, dijo Jesús Zambrano Grijalva, presidente del PRD.

Ayer mismo, el Presidente envió a la Cámara de Senadores como “iniciativa de trámite preferente” el proyecto de Ley General para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, que considera combatir el bullying y también dar protección a niños migrantes no acompañados.

 

Niños | Iniciativa

El Presidente se reunió ayer con niños en el evento “México sin trabajo infantil”,

Trámite preferente

Peña Nieto envió ayer a la Cámara de Senadores como iniciativa preferente -primera que emite con esa categoría- el proyecto de Ley para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, que considera combatir el “bullying” y proteger a niños migrantes sin compañía.




Volver arriba