La reforma aún está incompleta

La reforma aún está incompleta

El sector privado pide apertura para las correcciones

MÉXICO.- El sector privado advirtió que el ciclo reformador que tanto necesitaba México aún no se completa y pidió al Congreso de la Unión estar abierto a cualquier discusión para corregir el marco tributario.

En su mensaje semanal, que dio a conocer “El Financiero”, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, precisó que la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación concentrarán la atención en este nuevo período de sesiones en el Congreso, por lo que pidió a los diputados y senadores disposición para el análisis y el impulso de políticas públicas para mejorar y corregir lo que sea menester, a la luz de la evolución de la economía y sus perspectivas a 2015.

Todos los actores deben estar abiertos al diálogo y a los ajustes necesarios que promuevan la inversión el crecimiento y el empleo, además hay que tener en cuenta que para miles de empresas formales resultaría fatal que aumentaran aún más los costos que erogan por las diversas obligaciones que tienen con el Estado, en particular los relacionados con la generación de empleos, alertó.

También expresó que lo que hay que hacer es afianzar las condiciones propicias para abrir fuentes de trabajo bien remuneradas, y no estimular la informalidad y el desempleo.

Por ello, anotó que los problemas estructurales del sistema de seguridad social de México deben ser abordados con una revisión integral y una visión de largo plazo, y no con enmiendas provisionales, que lejos de resolver una crisis, producen efectos colaterales negativos en lo inmediato.

En este sentido, dijo que sería contraproducente aumentar las cargas de la seguridad social sobre las empresas mediante medidas claramente recaudatorias; “se tiene que hacer una reforma que vaya al fondo de los desafíos en materia de seguridad y salud, pero con el concurso de todos los actores y sectores involucrados”.

Por su parte, Francisco J. Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, dijo que, a dos años de la actual administración federal existen indiscutibles avances, así como importantes desafíos en materia de competitividad y modernización de la planta productiva, cuya atención expedita permitirá sentar las bases para acelerar el paso de la economía.

“México cuenta con una macroeconomía sólida y finanzas públicas sanas. Dentro de los principales aciertos en este período, debemos destacar la capacidad para romper con una parálisis legislativa que llevaba 15 años, y con ello lograr los acuerdos necesarios para discutir y aprobar las reformas estructurales. Estas grandes transformaciones hoy ofrecen a nuestro país un nuevo marco normativo e institucional, que impulsará la competitividad, productividad y el crecimiento de la economía, desde ahora y durante los próximos años”, destacó el líder de los industriales del país. En este sentido, destacó que las reformas financiera, laboral, fiscal, energética y de telecomunicaciones, constituyen pasos trascendentales para mejorar la eficiencia de la planta productiva, atraer capital y generar más y mejores empleos para los mexicanos. Para Funtanet Mange, “la aprobación de estas reformas, sin duda elevará nuestra posición competitiva en los rankings internacionales, y atraerá importantes capitales nacionales y extranjeros”. Reportes de Concamin señalan que, a pesar de que la economía avanza a un ritmo moderado, se espera que acelere el paso en lo que resta del año, al contar México con bases renovadas para crecer a un ritmo mayor, y de forma sostenida; por su parte, el sector industrial crece paulatinamente a un ritmo mayor, gracias al impulso de sus dos principales componentes, la industria manufacturera y el sector de la construcción. Para Funtanet Mange, “si bien es cierto que no estamos creciendo a los niveles esperados, vemos signos positivos en la economía; no tengo duda que estamos en la puerta de un gran crecimiento económico, sostenido y sustentable, para las próximas décadas”. En México repunta el empleo, gracias en gran medida a la contribución del sector fabril, generador de 7 de cada 10 nuevos empleos registrados ante el IMSS. También destaca el más importante programa de infraestructura en la historia moderna del país, con una inversión estimada en 7.7 billones de pesos.

Entre los principales retos para lo que resta del sexenio, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos señala, entre otros, los siguientes:

Instrumentar con eficiencia y eficacia cada una de las reformas aprobadas, con la responsabilidad compartida y participación de todos los sectores de la sociedad.

También continuar avanzando para la reactivación del mercado interno, la economía formal y operación de las empresas de menor tamaño. Se debe frenar el avance de la informalidad, perfeccionando los estímulos para fortalecer al sector formal de la economía.

Impulsar un Pacto Nacional a favor de la Innovación y la Productividad, con alcance y especial atención regional, con el principal objetivo de modernizar a las empresas y facilitar su éxito en los mercados internacionales, que a su vez contribuya a reducir la pobreza y la brecha en los niveles de desarrollo regional, así como siente las bases para garantizar incrementos salariales consistentes para los mexicanos en todo el territorio nacional.onsolidar la Política Industrial nacional, garantizando la reindustrialización de México, que permita restablecer las cadenas productivas, elevar el contenido nacional en la oferta exportable, acercar el crédito a las pymes, y en general impulsar una modernización integral de la planta productiva, de manera sostenida, firme y dinámica. Reconociendo que ningún agente económico posee el poder de compra del sector público, es preciso aprovechar en beneficio de la planta productiva mexicana las partidas destinadas a la inversión en infraestructura y las compras gubernamentales de bienes y servicios, para impulsar el avance del mercado interno, la inversión, las ventas y el empleo. Trabajo al interior de Conago, para impulsar el desarrollo económico regional, así como los proyectos de infraestructura interestatales en todo el territorio nacional.




Volver arriba