Invierten más de 300 mdp en la Cruzada Nacional contra el hambre

En este cierre de año, la Delegación de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) en Yucatán, dio a conocer que se han conformado 600 Comités Comunitarios Sin Hambre, llegando así a la meta programada para el primer año de la estrategia nacional del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre implica una estrategia transversal que incluye 76 programas que alineados para atender cuestiones de vivienda, seguridad social, servicios públicos básicos, desarrollo económico y empleo, entre otros. En Yucatán, fueron dos los municipios elegidos entre los 400 de la Cruzada Nacional Contra el Hambre: Mérida y Tahdziú.

En Mérida, este año participaron 18 dependencias con 37 programas, beneficiando a 17 localidades de la capital yucateca con una inversión total de 292 millones 217 mil 217 pesos, de los cuales más de 226 millones emanaron de la federación, 39 millones 854 mil del estado, 24 millones 494 mil por parte del municipio, mientras que la sociedad civil organizada contribuyó con 1 millón 257 mil pesos.

Por su parte, en este 2013, Tahdziú participaron 18 dependencias con 38 programas, para beneficiar a 11 localidades del municipio. La inversión total para esta estrategia fue de 79 millones, 877 mil 908 pesos, de los cuales más de 60 millones provienen de la federación, 12 millones 670 mil pesos por parte del estado, 5 millones 481 mil pesos del municipio y 856 mil pesos por parte de la sociedad civil.

El Delegado de Sedesol en Yucatán, Luis Enrique Borjas Romero, señaló que, en total, para esta estrategia focalizada se invirtieron 372 millones 95 mil 125 pesos para mejorar los indicadores de pobreza extrema y carencia alimentaria en Mérida y Tahdziú, cifra que no se hubiera alcanzado sin el esfuerzo conjunto de los 3 órdenes de gobierno y las organizaciones de la sociedad civil que se unieron a esta noble causa.

Para el próximo año se espera que más municipios de Yucatán se integren a esta estrategia que persigue los cinco grandes objetivos del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto: Cero hambre a partir de una alimentación y nutrición adecuadas de los mexicanos en extrema pobreza y con carencia alimentaria severa; eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de crecimiento de niños y niñas; aumentar la producción y el ingreso de campesinos y pequeños productores agrícolas; minimizar las perdidas por cosecha y de alimentos durante el almacenamiento y transporte, así como en los comercios, y promover la participación comunitaria y la movilización popular.




Volver arriba