Frontera más segura

Prioridad para un mayor flujo de personas y bienes

El secretario de seguridad interna de Estados Unidos, Jeh Johnson, al participar ayer en el foro "La Frontera del Siglo XXI: Economía y Turismo"

MÉXICO (EFE).- El secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Jeh Johnson, apostó ayer por fortalecer la seguridad en la frontera entre México y su país para aumentar el flujo de bienes y personas.

“Creo que la mejor manera de mover rápido a la gente y a los bienes a través de nuestra frontera es hacer los flujos más seguros”, dijo ante empresarios mexicanos.

No se pueden seguir construyendo “caminos económicos sin una segura y confiable frontera”, expresó Johnson.

Por ello, “una de las prioridades de de Barack Obama y del departamento de Seguridad Nacional es facilitar el comercio local esencial para nuestras economías, manteniendo los altos estándares de seguridad”, añadió.

Johnson comenzó ayer una visita de dos días a México, donde mantendrá reuniones con funcionarios de alto nivel para analizar cuestiones de seguridad fronteriza.

Ante empresarios con negocios transfronterizos, el estadounidense recordó que hace una década cada lado de la frontera se manejaba de manera separada.

En los últimos diez años “hemos hecho progresos en manejar la frontera bilateralmente, aconsejándonos y consultándonos entre nosotros sobre acciones pendientes”.

“Este es el futuro de las relaciones fronterizas”, sentenció y recordó que cada día se realizan intercambios comerciales a través de la línea divisoria por valor de 1,000 millones de dólares.

“El año pasado hubo 169 millones de cruces de personas y un millón en el caso de los camiones comerciales”, refirió.

“Esto es prueba del compromiso de los dos países para facilitar el intercambio y los viajes entre nuestra frontera”, agregó Johnson, quien calificó las relaciones bilaterales como “de las más prósperas del mundo”.

El secretario estadounidense también habló de la necesidad de que la lucha contra el crimen transnacional “sea una prioridad compartida” y de “mantener un estado de alerta” contra las acciones de estos grupos, para evitar delitos como el tráfico de personas, drogas y armas.Recordó la cumbre de gobernantes de México, EE.UU. y Canadá celebrada en febrero pasado en la ciudad mexicana de Toluca, donde se firmaron varios acuerdos “para facilitar que Norteamérica sea la región más competitiva del mundo”



Volver arriba