Fallo contra la PGR

Deberá indemnizar y ofrecer disculpas a una indígena

Jacinta Francisco Marcial, la indígena otomí que fue acusada en 2005 de secuestro de agentes federales

MÉXICO (El Universal y AP).- El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (Tfjfa) ordenó a la Procuraduría General de la República (PGR) reparar el daño a la indígena otomí Jacinta Francisco Marcial, quien estuvo presa durante tres años acusada de secuestrar a seis agentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI).

El Tribunal ordenó, con voto diferenciado, que la reparación económica del daño cubra el tiempo que la otomí no pudo trabajar y que la PGR entregue una cantidad adicional por daño moral, ya que durante su aprehensión se lesionó su honor, sentimientos, vida privada, decoro, reputación y aspecto físico.

El monto de la indemnización no fue divulgado por considerar que es información reservada conforme a la ley mexicana de transparencia que protege los datos personales de la gente.

La Procuraduría no había emitido ningún comentario.

Este órgano determinó también que la Procuraduría General de la Republica debe reconocer la inocencia de Jacinta Francisco, otorgándole una disculpa pública al menos en los mismos medios donde se difundió la acusación en su contra.

La PGR puede impugnar esta decisión por medio de un juzgado de distrito en materia administrativa.

Jacinta Francisco Marcial fue detenida en 2006, acusada de secuestrar a seis agentes de la extinta AFI, junto con Alberta Alcántara y Teresa González. Y tres años después, fue liberada por el desistimiento de la PGR.

Los abogados de la indígena otomí, integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, informaron que la PGR tiene 10 días a partir de la notificación del fallo para aceptar o impugnar la sentencia.

En noviembre pasado, el Tfjfa otorgó un fallo similar para Alberta y Teresa, con lo que sentó un precedente histórico en lo que respecta a la reparación del daño en nuestro país. Sin embargo, dichas sentencias no fueron aceptadas por la PGR y siguen en revisión.




Volver arriba