Enumeran los pendientes

Coparmex analiza el primer año del presidente Peña

La crisis en la construcción contribuyó a la falta de dinamismo económico, según dice la Coparmex

MÉXICO (Notimex).- El sector patronal del país reconoció que durante el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, hubo cambios trascendentes, pero aún los mayores pendientes están en temas como seguridad pública y desarrollo económico.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, indicó que en el primer año de gobierno “encontramos logros, pendientes y oportunidades para corregir”, de acuerdo con un comunicado.

En el ámbito político resalta la capacidad de generar acuerdos con los principales partidos, lo que permitió la aprobación de reformas como la educativa, la de transparencia, la de telecomunicaciones, la financiera, y la de competencia económica.

Estas reformas y la energética, sostuvo, son cambios trascendentes para el país y pueden impulsar una nueva dinámica productiva en beneficio de los mexicanos.

“Sin embargo, subsiste la percepción de inseguridad pública en algunas entidades del país y la desaceleración de nuestra economía”, apuntó Castañón Castañón.

El dirigente de Coparmex advirtió que la pérdida de dinamismo económico se debió fundamentalmente a factores internos, como la disminución del gasto público, la crisis de la industria de la construcción y fluctuaciones en el tipo de cambio que afectaron a las exportaciones.

En el tema de programas sociales, dijo que este año les fueron asignados recursos históricos para el combate a la pobreza y “esperamos ver menos programas asistencialistas y más proyectos subsidiarios para las familias erijan su propio desarrollo.

Respecto a seguridad pública, la percepción social es que los cambios en la estrategia no son suficientemente profundos, como para entregar mejores resultados. Por ello, llamó a poner atención especial al florecimiento de grupos comunitarios de autodefensa, que ponen en riesgo al Estado de Derecho, independientemente de la legitimidad que algunos de ellos puedan tener. En algunos municipios, la delincuencia organizada ha frenado la capacidad productiva de las empresas y ha sometido a familias y comercios al injusto pago de extorsiones y “derecho de piso’”. En materia hacendaria, consideró que , la reforma fiscal no fue la que necesitaba nuestro país porque introdujo afectaciones sectoriales, encarece el empleo formal, e introduce un riesgoso déficit fiscal por lo que aún tenemos mucho por delante para construir un nuevo sistema hacendario, que sea justo, progresivo, incluyente, sencillo y que promueva el crecimiento del empleo formal. En este contexto, exhortó a fortalecer la estrategia de combate al crimen, enfocando los esfuerzos en los delitos con alto impacto social como el secuestro y la extorsión, el cobro de piso. Se debe crear un programa de reactivación económica, con énfasis en el mercado interno, impulsando la inversión productiva en infraestructura, con recursos públicos y privados, entre otras cosas para contrarrestar los efectos nocivos que introdujo la reforma fiscal.Juan Pablo Castañón refiró que estarán pendientes a la aprobación de las leyes secundarias en telecomunicaciones, competencia económica y en la ejecución de los cambios en materia educativa. Otro pendiente, dijo, es retomar la agenda de reformas en materia de impartición de justicia, fortalecimiento al Estado de Derecho y de combate a la corrupción.”No hay crecimiento económico si sigue habiendo impunidad; no hay desarrollo social sin el imperio de la ley, ni desarrollo democrático o representatividad si continuamos en un esquema de corrupción”. También apuntó que no se puede esperar más para aprobar una reforma política de fondo, que empodere a los ciudadanos frente a los partidos.




Volver arriba