El IFAI se impone a la Sedena

Le instruye a dar datos de los juicios a los desertores

MÉXICO (El Universal).— En 28 años la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) procesó ante la justicia castrense a 4,543 militares por presuntos actos de deserción entre 1985 y 2013.

No obstante, el Pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) instruyó a la Sedena a dar conocer, en versión pública, las sentencias de quienes fueron condenados en dichos procesos.

Un ciudadano solicitó esa información y la Sedena entregó los grados de los uniformados y el número de quienes fueron sometidos a juicio en ese período, pero los nombres de ese personal se encontraban clasificados como confidenciales.

El ciudadano presentó un recurso de revisión ante el IFAI, que fue turnado al comisionado presidente Gerardo Laveaga, en el que impugnó la clasificación de los nombres y dijo que en la solicitud el sujeto obligado puso a disposición información similar.

En el análisis del caso, el comisionado Laveaga expuso que en las sentencias emitidas por el Supremo Tribunal Militar, es posible advertir el delito por el que se juzgó a un militar en concreto, los datos de identificación de éste, así como la fecha de emisión de la resolución.

Además expuso que si bien la Sedena puso a disposición los libros de gobierno de las prisiones militares, desde 1985 a la fecha, lo cierto es que serían las sentencias pronunciadas sobre el delito de deserción, la expresión documental que daría atención a la solicitud del ciudadano.

EL IFAI instruyó a la Sedena para proporcionar las sentencias condenatorias de los militares juzgados por el delito de deserción en el período referido.

En cierto momento del proceso, la Sedena argumentó que no era posible dar acceso a toda la información requerida por el particular en virtud del volumen de la documentación, sin embargo el comisionado ponente del IFAI consideró que es posible advertir el delito por el que se juzgó a un militar en concreto, los datos de identificación de éste y la fecha de emisión.

Además, Laveaga Rendón señaló que se debe distinguir entre el nombre de los militares procesados y declarados culpables, de aquellos enjuiciados y absueltos.

El IFAI también instruyó al sujeto obligado poner a disposición del particular, las sentencias condenatorias de los militares juzgados por el delito de deserción, en el periodo referido. Lo anterior, en las modalidades de copia simple o copia certificada.

También explicó que debido a que las sentencias en cuestión podrían contener información de carácter confidencial, tales como datos personales, la Sedena deberá elaborar versión pública de las mismas.




Volver arriba