El Gobierno anuncia próximo desarme de grupos de autodefensa

MORELIA, Michoacán (EFE).- El Gobierno mexicano iniciará en los próximos días el desarme de los grupos civiles de autodefensa que surgieron en 2013 en el suroccidental estado de Michoacán para combatir a la banda criminal de los Caballeros Templarios, anunciaron hoy fuentes oficiales.

Alfredo Castillo Cervantes, comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, informó que el Gobierno del país también iniciará el retiro de las barricadas que existen en diversos poblados de los 30 municipios donde están presentes las autodefensas.

Los integrantes de estos grupos ahora formarán parte del Cuerpo de Defensas Rurales del Ejército Mexicano, una figura que incluye a civiles en tareas de seguridad en comunidades y poblados.

Castillo precisó que los grupos de autodefensa ya fueron notificados, por lo que sus integrantes tendrán que entregar sus rifles de asalto AK-47 y AR-15, así como pistolas de distintos calibres.

A su vez, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que el desarme obedece a que el Gobierno federal cumplió con la captura y abatimiento de los principales líderes de “templarios”.

En enero pasado, las autoridades federales pusieron en marcha un operativo especial para Michoacán, que permitió el abatimiento en marzo pasado de Nazario Moreno González, alias “el Chayo”, y Enrique Plancarte Solís, alias “Kike”, los dos principales líderes de la organización criminal.

Dionicio Loya Plancarte, tío de Kike y número tres en la línea de mando de los Caballeros Templarios, fue detenido por fuerzas federales.

Ahora, el Gobierno mexicano sigue la pista de Servando Gómez Martínez, alias “la Tuta”, quien habría asumido el liderazgo de la banda, diezmado por las acciones gubernamentales.

Estanislao Beltrán, uno de los voceros de los grupos de autodefensa, dijo en el municipio de Huetamo que sus compañeros se ceñirán a las leyes mexicanas y colaborarán con el Gobierno del país.

Los grupos de autodefensa surgieron el 24 de febrero de 2013 en la llamada región de Tierra Caliente de Michoacán, para combatir a los Caballeros Templarios, organización acusada de narcotráfico, secuestros, homicidios, extorsiones y otros delitos.

Estos grupos civiles operan en 30 de los 113 municipios de Michoacán, y en la mayoría de los casos son vigilados y acompañados por la Policía Federal en incursiones contra el crimen organizado.




Volver arriba