Buscan proteger a niños migrantes

Buscan proteger a niños migrantes

Propuestas y apoyo para contrarrestar un fenómeno social

Jorge Ramón Hernández, secretario de Estado de Honduras; Joseph Biden, vicepresidente de Estados Unidos; Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador; Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, y Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Segob,  en una reunión sobre los menores que migran solos a Estados Unidos

MÉXICO (El Universal y EFE).- Para proteger a los niños migrantes que llegan solos de manera ilegal a Estados Unidos, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, sugirió al vecino país del Norte que emprenda una campaña de difusión sobre los riesgos existentes.

Osorio Chong participó ayer en la Reunión Multilateral sobre la Migración de Menores y Adolescentes no Acompañados que se llevó al cabo en la ciudad de Guatemala, Guatemala, en la cual participaron los presidentes de ese país, Otto Fernando Pérez Molina, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, así como con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, y el representante de alto nivel del gobierno de Honduras Jorge Ramón Hernández Alcerro.

A través de un comunicado, la Segob informó que Osorio Chong propuso que Estados Unidos emprenda una campaña de difusión para informar a los centroamericanos que estén en ese país que sus familiares no podrán ingresar a territorio estadounidense sin la documentación migratoria correspondiente.

Estableció que el tema de la migración de menores y adolescentes no acompañados exige una perspectiva regional a través de políticas públicas y una visión en la que los países en conjunto se involucren, lo atiendan y lo resuelvan, se informó.La Reunión Multilateral tuvo como propósito fortalecer las capacidades institucionales de estos países para atender de manera conjunta y corresponsable el tránsito de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados. La Segob subrayó que la cooperación y trabajo coordinado entre los gobiernos de México, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala y Honduras, permitirá alcanzar soluciones con una visión regional que aseguren un trato digno y humano a los menores y adolescentes no acompañados que se trasladan por el territorio de estos países. Durante el encuentro, las delegaciones coincidieron en llevar a cabo acciones que aumenten las capacidades de protección de esta población en su cruce por cada uno de estos países. La perspectiva de solución a esta problemática regional, consideraron, debe ser con un enfoque humanitario para esa población que se caracteriza por su alto grado de vulnerabilidad, puntualizó Gobernación.

Hernández Alcerro afirmó que los menores inmigrantes detenidos sin acompañantes en Estados Unidos deben ser entregados a sus padres, independientemente del país en el que los progenitores se encuentren.

“No podemos separar a los niños de sus padres de manera forzosa. Los niños que tienen a sus padres en Estados Unidos, a nuestro juicio, deben reunificarse con ellos allá”, apuntó el funcionario en rueda de prensa.Los funcionarios analizaron durante la reunión el creciente flujo de menores centroamericanos que cruzaron la frontera estadounidense en los últimos meses de manera ilegal y sin acompañante.”Hemos solicitado que las soluciones que le encontremos a esta crisis tengan como un principio fundamental la reunificación familiar. Este es un principio internacionalmente aceptado. No podemos separar a los padres de sus hijos de manera forzosa”, recalcó Hernández.El representante del gobierno hondureño indicó que las decisiones con respecto a la migración ilegal de menores “deben basarse en el interés superior de los niños” y además precisó que “cada caso debe tratarse de manera particular”.La canciller hondureña, Mireya Agüero de Corrales, confirmó durante la rueda de prensa que su país convocará a una conferencia internacional en referencia al tema en el próximo mes de julio para encontrarle solución en conjunto a dicha problemática.Un total de 34,611 niños de Guatemala, Honduras y El Salvador han sido detenidos por las autoridades fronterizas estadounidenses en lo que va del año fiscal (de octubre de 2013 a septiembre de 2014), de acuerdo a datos divulgados por el Departamento de Seguridad de Estados Unidos.El porcentaje no incluye los meses de junio, julio, agosto y septiembre de este año, con los que se cerrará el actual período.La misma fuente precisó que han sido detenidos 9,850 niños salvadoreños; 11,479 guatemaltecos; y 13,282 hondureños desde octubre de 2013 hasta el 31 de mayo pasado, para contabilizar en total 34,611 menoresLa cifra en el período anterior fue de 20,805 menores (5,990 salvadoreños; 8,068 guatemaltecos y 6;747 hondureños).

Por su parte, Biden anunció que destinará a tres países de Centroamérica 9.6 millones de dólares para la reinserción de los migrantes que sean repatriados y otros 244 millones para programas de desarrollo social y seguridad en aquella región.

Biden llegó ayer a Guatemala como parte de una visita oficial de un día, en la que se reunió con funcionarios de la región para analizar el creciente número de menores que viajan solos y de manera ilegal a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida.Biden se reunió con el mandatario guatemalteco, Otto Pérez Molina, con quien tuvo una reunión privada.Biden señaló en una rueda de prensa que la migración ilegal de los menores es “un tema humanitario” y que el problema es compartido entre Estados Unidos, México y Centroamérica.”Estados Unidos reconoce que el flujo de niños y muchachos ha acrecentado un peso y es un peligro enorme en seguridad y en materia económica”, subrayó.Biden también aseguró que los menores que sean repatriados a sus países de origen serán protegidos y tratados de la mejor manera.El país norteamericano anunció que apoyará a los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras con 9.6 millones de dólares para poder reintegrar a la sociedad a sus ciudadanos repatriados.El presidente de Guatemala dijo tras la reunión con el vicepresidente que su país fortalecerá la presencia consular en la frontera estadounidense, y que de manera conjunta con Estados Unidos impulsarán una campaña de información sobre los riesgos que conlleva la emigración irregular.La pobreza y la violencia son las causas que originan estos movimientos migratorios, según organizaciones especializadas en el tema, además de la creencia errónea de que por ser menores pueden quedarse de manera legal, de acuerdo al gobierno norteamericano.Estados Unidos también destinará 40 millones de dólares a Guatemala para lanzar un nuevo programa de apoyo durante los próximos cinco años, a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid).Dicho programa trabajará en las comunidades más violentas del país para reducir los factores de riego con jóvenes involucrados en pandillas, situación que muchas veces obliga a los menores a migrar al país norteamericano.Los norteamericanos también implementarán un nuevo programa social en El Salvador, por 25 millones de dólares en los próximos cinco años, para establecer 77 centros de apoyo juvenil que se sumarán a los 30 ya existentes.Honduras recibirá 18.5 millones de dólares, manejados a través de la Iniciativa Regional de Seguridad para América Central (Carsi), para apoyar a las instituciones de justicia en la lucha contra las pandillas y el crimen.El gobierno estadounidense planea auxiliar a los países centroamericanos con otros 161.5 millones de dólares para programas de CARSI que le permitan a la región responder a las exigencias actuales en temas de seguridad y gobernabilidad, que a su vez detengan el flujo de migración ilegal por parte de los centroamericanos.El Salvador, Honduras y Guatemala reciben actualmente 130 millones de dólares de asistencia bilateral por parte de Estados Unidos, para una variedad de programas relacionados con salud, educación, cambio climático, cooperación militar, crecimiento económico y democracia.Centroamérica tiene una población estimada de 19 millones de menores de 17 años, de los cuales aproximadamente un 65% vive en condiciones de pobreza y un 33% lo hace en pobreza extrema, de acuerdo a datos divulgados por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).Las autoridades de los países centroamericanos calculan que en Estados Unidos viven alrededor de dos millones de guatemaltecos (el 60% de forma ilegal), dos millones de salvadoreños y un millón de hondureños.

EE.UU. | Migración

Barack Obama ordenó abrir centros de detención para alojar a familias migrantes.

Sin detalles

El Departamento de Seguridad Nacional no dijo de inmediato cuántas familias alojará en las nuevas cárceles ni dónde las instalará.

Piden enviar tropas

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, exhortó al presidente a que envíe a la Guardia Nacional a la frontera con México para ayudar a las autoridades que se ocupan de los niños migrantes.




Volver arriba