Garantía de frescura en pescados y mariscos

Personas ven la oferta de pescados y mariscos en la central La Nueva Viga, en la ciudad de México

MÉXICO (Notimex).—  En la Central de Pescados y Mariscos “La Nueva Viga”, 80 por ciento del producto que se comercializa es fresco y sólo 20 por ciento es congelado, principalmente porque es producto de importación.

Así lo dio a conocer el presidente del Consejo de Administración de esa central, Manuel Villeda Sánchez, quien en esta Semana Santa exhortó a los consumidores a acudir a comprar pescados y mariscos con la confianza de frescura certificada por las autoridades sanitarias.

Recordó que el mercado de La Nueva Viga o El Puerto Mas Grande de México, como lo llaman, tiene una tradición de décadas, desde que se encontraba ubicado en la Calzada de la Viga en la década de los años 60, hasta su actual ubicación desde 1992 en la delegación Iztapalapa.

Villeda Sánchez destacó que a la fecha es el mercado más grande en América Latina dedicado a la compra-venta de pescados y mariscos, y en que se comercializan un promedio de 700 toneladas de productos al día.

Expuso que en las instalaciones de 90 mil metros cuadrados de La Nueva Viga se encuentran distribuidos más de 450 locales comerciales que cuentan con una gran variedad de pescados y mariscos.

Manuel Villeda subrayó que en La Nueva Viga se comercializa cerca de 65 por ciento de la producción nacional de pescado con escama y 65 por ciento de moluscos y crustáceos.

Asimismo, otras especies de procedencia extranjera de países como Perú, Tailandia, Nueva Zelanda, China, Argentina, España, Chile, Estados Unidos, Canadá, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica, Venezuela, Portugal, Filipinas, Noruega e Indonesia.

Expuso que 80 por ciento de los productos que se adquieren de esos países pasa por el mercado de La Nueva Viga, volviéndolo uno de los más importantes no sólo de México, sino de América Latina.

El mercado abre sus puertas de las 3 de la mañana a 6 de la tarde,  “dando paso a los clientes que vienen a visitarnos y llevan desde un kilogramo hasta toneladas de producto fresco y congelado”.



Volver arriba