Fiesta popular por el centenario del natalicio de un poeta

Fiesta popular por el centenario del natalicio de un poeta

MÉXICO  (EFE).— Estudiantes, artistas, escritores y público en general, así como diversas instituciones culturales, conmemoraron el domingo con una fiesta popular en la ciudad de México el centenario del natalicio del poeta Efraín Huerta (1914-1982).

La efeméride fue marcada como una celebración a la vida, que incluyó lectura de poemas, una marcha popular con malabaristas y zanqueros hasta la explanada del Palacio de Bellas Artes, la proyección de un vídeo y un vistoso alebrije con el rostro del poeta.

“Los centenarios son una excusa para volver a la obra de los autores; un autor por más consagrado que sea no existe si no hay un lector que quiera acercarse a él. Queremos que hoy nazcan muchos nuevos lectores de Efraín Huerta”, dijo Ricardo Cayuela, director de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), al dar la bienvenida a los asistentes.

Participaron estudiantes, integrantes de la Red de Fábricas de Artes y Oficios de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal, autores, lectores y público en general.

La ciudad de México de Efraín Huerta tiene nombre y apellido, añadió el representante de Conaculta, en referencia a la poesía crítica, irónica y mordaz mediante la cual el poeta fundó con Margarita Paz Paredes y Otto Raúl González, en 1949, el Cocodrilismo, movimiento creado como un llamado para oponerse al aburrimiento universal.

Durante el evento, el secretario de Cultura de ciudad de México, Eduardo Vázquez, explicó que los organizadores quisieron hacer “una fiesta de ciudadanos de la calle, y poner la mirada sobre los poetas como una manera de llamar la atención sobre la necesidad de leerlos y la gran riqueza que nace de su lectura”.

Añadió que Efraín Huerta fue un hombre de la calle, al que le gustaba caminar, “un peatón cuya poesía es la de una caminante, o un habitante de esta ciudad a la que amaba y le apasionaba con implícita rebeldía”.

También el hijo del autor, el también poeta David Huerta, se refirió a la trayectoria del escritor conocido como El Gran Cocodrilo: “Saludamos la poesía vigorosa de Efraín Huerta, su vida, su generosidad, su sentido de la amistad, del amor, su forma de estar con sus semejantes, de tender la mano y de darnos siempre la palabra justa en el momento oportuno”.

Y celebró que una de las personas más queridas de Efraín Huerta, el ya fallecido escritor José Revueltas (1914-1976), haya sido parte del festejo con la asistencia de varios de sus familiares.

“Mi gratitud para quienes participaron en esta caminata extraordinaria; mi amor para ellos. ¡Viva la poesía, viva José Revueltas, viva Efraín Huerta!”, concluyó.

La marcha fue el acto central de una serie de actividades en la metrópoli en homenaje a Huerta que se iniciaron el 5 de junio y que incluyen presentaciones de libros, mesas de reflexión, teatro, música de concierto, son, rock y hip hop, lecturas dramatizadas, exposiciones y un ciclo de cine.

El homenaje al ganador de premios como el Xavier Villaurrutia (1975), Nacional de Ciencias y Artes (1976) y Nacional de Periodismo (1978), así como de las Palmas Académicas del Gobierno de Francia (1945), incluye la inauguración, el martes 25 de junio, de la escultura Avenida Juárez, inspirada en un poema homónimo de Huerta.




Volver arriba