Fallece el general Gutiérrez Rebollo

Cumplía una larga condenapor narcotráfico

Jesús Gutiérrez Rebollo en el tiempo que estuvo hospitalizado en la metrópoli

MÉXICO (AP).- El general Jesús Gutiérrez Rebollo, polémico zar antidrogas de la década de 1990 que fue detenido y sentenciado por narcotráfico, murió ayer a los 79 años por complicaciones de un cáncer en el cerebro, informó su abogado.

El abogado Javier Marbán dijo a The Associated Press que su cliente, quien cumplía una sentencia de 40 años por delincuencia organizada y narcotráfico, falleció en el Hospital Central Militar de la capital, donde permaneció dos años y ocho meses.

Gutiérrez Rebollo fue designado zar antidrogas en 1996 por el entonces presidente Ernesto Zedillo e incluso fue calificado por autoridades estadounidenses como un hombre de reputación impecable, pero al año siguiente la policía lo arrestó tras descubrirse que se hospedaba en un departamento de lujo propiedad del entonces líder del Cártel de Juárez del narcotráfico, Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”.

Informantes declararían luego que el general pedía al Cártel de Juárez la suma de 60 millones de dólares a cambio de enviar soldados a proteger y apoyar sus operaciones de tráfico de drogas.

Inspira un personaje

Gutiérrez Rebollo, uno de los funcionarios de más alto grado que hayan sido condenados por narcotráfico en la historia de México, sirvió de inspiración para la creación del personaje del zar de la droga de la cinta “Tráfico”, de Steven Soderbergh, en el año 2000.

Su abogado dijo que Gutiérrez rebollo acababa de ser notificado de que podría completar su sentencia en su domicilio, debido a su estado de salud delicado y su edad avanzada.

Delincuencia | Narco

Jesús Gutiérrez Rebollo murió luego que lo operaron del cráneo por la madrugada.

Su arresto

Fue arrestado en 1997 y en 2000 sentenciado a 40 años por los delitos de transporte de cocaína, violación de la ley contra la delincuencia organizada y cohecho por proteger al cártel de Amado Carrillo Fuentes.




Volver arriba