Expiden ley de pensión

Las comisiones la aprobaron con mayoría de votos

Las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Seguridad Social aprobaron por mayoría el dictamen con proyecto de decreto con lo que se expide la Ley de la Pensión Universal y se reforman, adicionan y derogan diversas leyes para establecer mecanismos de seguridad del seguro de desempleo.

Con una votación total de ambas comisiones de 47 a favor, siete en contra y una abstención, se avaló el dictamen en lo general y en lo particular, el cual se enviará a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para que se agende para presentar, discutir y votar en las sesiones de la próxima semana que podría ser el jueves.

De la Comisión de Hacienda y Crédito Público se registraron 30 votos a favor, tres en contra y una abstención, mientras que la votación de Seguridad Social fue 17 a favor y cinco en contra.

Este dictamen surge de una iniciativa que presentó el Ejecutivo federal el pasado 8 de septiembre de 2013, junto con el Paquete Económico y la Reforma Hacendaría. Este dictamen es para crear la ley reglamentaria de la reforma constitucional a los artículos 4, 73 y 123, aprobada por esta soberanía en octubre de 2013 que establece la creación de la pensión universal a todas las personas de 65 años y más. Así como que el seguro de desempleo sólo sea aplicable para los trabajadores sujetos a la Ley del Seguro Social, y esta minuta de reformas a la Constitución se mantiene pendiente de dictamen en el Senado de la República. En este sentido, el presidente de la Comisión de Hacienda, José Isabel Trejo, aseguró que los diputados están en la legalidad de hacer estas leyes y reformas a otras para garantizar a los mexicanos estos derechos, y confió en que el Senado se allane a la minuta que les envió la Cámara de Diputados.La reforma crea la Ley de la Pensión Universal y modifican las leyes de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, del Seguro Social, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y Federal del Trabajo.

En la Ley de la Pensión Universal se establece una cobertura de todas personas residentes en territorio nacional con 65 años y más, con un apoyo de mil 92 pesos mensuales, excepto los pensionados que tengan una pensión mayor a ese monto.

Transitoriamente, la pensión universal empezará a pagarse conforme al monto del apoyo otorgado actualmente por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el Programa Pensión para Adultos Mayores, es decir, 580 pesos mensuales.

Este monto se actualizará anualmente durante 15 años para alcanzar el monto establecido en la ley, que a su vez se seguirá actualizando. Se estima que para entonces, la pensión universal ascendería a casi mil 900 pesos.

La administración de la pensión universal estará inicialmente a cargo de la Sedesol y a más tardar en 2016, se transferirá esta responsabilidad al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En la reforma a Ley del Seguro Social se establece como un nuevo seguro del régimen obligatorio, el seguro de desempleo. Para acceder a los beneficios de este seguro se requiere tener registradas 104 cotizaciones semanales en los últimos tres años. En el caso de los trabajadores por tiempo o por obra determinados, haber cotizado 26 semanas al seguro de desempleo en los últimos 12 meses. Se establecen como requisitos no percibir ingresos por concepto de jubilación o pensión, ni realizar por cuenta propia actividad alguna que genere ingresos y cumplir con programas de promoción, colocación y capacitación a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). La prestación a que da derecho este seguro se otorgará a los 45 días de haber sido dado de baja y se dará una vez cada cinco años. El financiamiento del seguro de desempleo proviene de una aportación patronal de tres por ciento que se depositará en la subcuenta mixta de la cuenta individual del trabajador más 0.5 por ciento de aportación del gobierno federal a un Fondo Solidario. Este financiamiento no implica una aportación patronal adicional pues proviene de la reducción de la aportación a la subcuenta de vivienda que pasa de cinco a dos por ciento. La subcuenta mixta será administrada por una sociedad de inversión e constituida por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) o por una Administradora de Fondo para el Retiro (Afore), a elección del trabajador. Esta subcuenta podrá utilizarse para pagar la prestación del seguro de desempleo, para financiar créditos hipotecarios o retiro. En caso de que un trabajador contrate un crédito de vivienda y luego quedara desempleado, las aportaciones para la subcuenta mixta serán para pagar el crédito y con cargo al Fondo Solidario, se pagará un salario mínimo mensual por concepto de seguro de desempleo. La prestación que otorga el seguro de desempleo será, para trabajadores permanentes, de hasta seis pagos mensuales sobre el Salario Base de Cotización (SBC) promedio de las últimas 104 semanas, el primer mes 60 por ciento; segundo mes, 50 por ciento y los meses restantes, 40 por ciento. Para los trabajadores eventuales, la prestación será un pago único de dos veces el SBC mensual de las últimas 26 semanas cotizadas, a cargo de la subcuenta mixta. Como disposiciones transitorias se establece que el seguro de desempleo se otorgará a partir del 1 de enero de 2015 y sólo se considerarán para los requisitos las cotizaciones registradas a partir del 1 de enero de 2013. Se incluye en esta propuesta legislativa que el Ejecutivo hará una evaluación de la operación del seguro de desempleo en un término de dos años. Los resultados de la misma se entregarán a las comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Seguridad Social de ambas cámaras del Congreso de la Unión. Otra norma reformada es la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, a fin de fortalecer al órgano regulador y disponer diversas medidas para dar más certidumbre y aumentar el patrimonio de los trabajadores, administrado en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). Se propone integrar a la comisión que cobran las Afores un componente de desempeño que podrá representar hasta 30 por ciento de la misma. El objeto es estimular entre las administradoras la mejora en cuanto a su planeación, control de costos y estructura de inversiones. Cuando una administradora omita presentar su comisión anual, o bien presente solicitud y la Junta de Gobierno la deniegue, la administradora de que se trate estará obligada a cobrar 75 por ciento de la comisión más baja del mercado. Se establece que el trabajador puede cambiarse de Afore a los tres años (en la ley vigente, es un año). Una vez hecho el traspaso, el trabajador debe permanecer cuando menos un año y puede cambiarse antes de los tres siempre y cuando lo haga hacia una Afore con más rendimiento neto, menor comisión y mejor desempeño. Se actualizan multas y medidas preventivas en consonancia con la reforma financiera en vigor. Se penaliza en especial a las administradoras que cometan irregularidades en la afiliación de trabajadores; que utilicen firmas, manifestaciones de voluntad o documentos falsos o alterados.




Volver arriba