En duda la validez o no del plebiscito que promueve el PRD

1 / 15


La promulgación de la reforma energética por el presidente Enrique Peña Nieto


MÉXICO.— Cerrado ya el debate legislativo sobre la reforma energética promulgada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto, surge un debate jurídico sobre la posibilidad de que un plebiscito en 2015, de convocarse, revoque esta iniciativa, de acuerdo con un análisis de Agustín de Gracia, especialista de la agencia EFE.

El PRD está promoviendo una consulta popular sobre una reforma constitucional que abre el sector energético a la iniciativa privada, por primera vez en siete décadas.

Pero entre dirigentes políticos y expertos jurídicos hay dudas sobre si esa consulta, de llevarse al cabo, pueda tener validez constitucional y, muy posiblemente, esas dudas tendrán que ser resueltas por la Suprema Corte de Justicia.

El subsecretario de Hidrocarburos, Enrique Ochoa, dijo a EFE, al respecto, que hay que esperar a la reglamentación de una ley de Consulta Popular que han aprobado los diputados y está pendiente de que pase a estudio de los senadores.

“Esperemos con mucha atención a lo que el Congreso de la Unión determine (…). Va a depender de lo que se resuelva en términos legales”, afirmó Ochoa al ser consultado sobre la posibilidad de que un plebiscito desaliente la llegada de empresas extranjeras.

El PRD defiende la validez del plebiscito que promueve, apoyado por 1.7 millones de firmas, pero el PRI y el PAN, que aprobaron la reforma energética, están convencidos de que no hay posibilidad de que una consulta popular pueda echar para atrás la iniciativa.

“Las consultas populares tienen que hacerse alrededor de preguntas específicas, que no implican que se modifique un artículo constitucional u otro”, sostiene el líder de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Desde el PAN, el segundo grupo parlamentario de México, su líder, Gustavo Madero, cree que la Constitución “no contiene las disposiciones que desean los que aspiran a derogar” la reforma energética.

El artículo 35 de la Constitución deja claro que las consultas populares no se pueden aplicar a temas relacionados con los ingresos y gastos del Estado, como los que intenta regular la reforma energética.

La nueva normativa para el sector redefinirá el aporte fiscal de Pemex y fija nuevos esquemas para que las arcas del Estado se nutran con las operaciones de las empresas privadas que en el futuro comiencen a explotar el petróleo y el gas de México.

Expertos jurídicos dan la razón a los políticos del PRI y del PAN. “Por el tipo de materia que se trata no cabe la consulta”, dijo a EFE el coordinador del área de Derecho Constitucional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miguel Carbonell.

El académico sostiene que como la materia sometida a consulta afectaría a los ingresos del Estado, el artículo 35 de la Constitución impide someter a un plebiscito ese apartado.

Además, señala Carbonell, “tampoco está claro” si de acuerdo con el artículo 35 de la Constitución, “son consultables las reformas constitucionales”.

“No es tan tajante, daría lugar a una interpretación (de la Suprema Corte de Justicia). El derecho siempre es interpretable”, añade.

El académico y ex presidente del Instituto Federal Electoral Luis Carlos Ugalde parece tenerlo más claro: “La consulta popular contemplada en nuestra Constitución no incluye el concepto de revocación o ratificación de reformas constitucionales o legales”.

“En 2015 añade se podría solicitar una consulta popular para decidir sobre temas relacionados con la materia energética, con base en una pregunta específica, pero se trataría de un nuevo proceso legislativo, no de la ratificación o revocación del que acaba de concluir”.

En cualquier caso, la decisión final sobre la interpretación legal le corresponde a la Suprema Corte de Justicia. El PRD ya ha anunciado que sus equipos de abogados están preparando un recurso ante esa instancia, pero pasará tiempo antes de que sea resuelto.




Volver arriba