Empresarios celebran el avance de la reforma energética

1 / 14


Legisladores del PRD, que mantenían tomada la sala principal de plenos de la Cámara de Diputados, leen un documento al tiempo que en otro auditorio se aprobaba ayer la reforma energética


MÉXICO (EFE).— El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) celebró ayer el avance de la reforma energética en el Congreso de la Unión, avalada por el Senado, pero que aún discute la Cámara de los Diputados, y aseguró que “abrirá grandes oportunidades a todos los mexicanos”.

Las doce organizaciones empresariales que integran el organismo expresaron en un comunicado publicado en la prensa su “más amplio reconocimiento” a la labor del Senado.

“Esta reforma, la más importante realizada en el país en varias décadas y que seguramente habrá de aprobarse en sus términos en las siguientes fases del proceso legislativo, se traducirá en mayor crecimiento económico, inversiones, empleos, abasto eficiente de combustibles con precios más bajos y competitivos”, añadió el CCE.

La agrupación de organizaciones empresariales considera que México “tiene que entrar con paso firme a una nueva etapa de crecimiento y prosperidad” y celebra que “se haya dado este gran paso en beneficio de México”.

Además, confía en que los diputados actúen “con responsabilidad” y terminen por aprobar la reforma “en tiempo y forma”.

La propuesta busca abrir el sector energético de México a la iniciativa privada y terminar con el monopolio del Estado en la explotación del petróleo y del gas, que está vigente desde la expropiación petrolera de 1938.

La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, uno de los estados con más tejido industrial en México, señaló en otro desplegado que la reforma es “una decisión estratégica para garantizar la independencia energética de México, que no se puede posponer”.

Esta organización indicó que la reforma “potenciará la inversión pública y privada en el sector y, con ello, la posibilidad de contar con energéticos suficientes a precios competitivos” en este país.

Destacó que, con todo y apertura del sector energético al capital privado, “se mantiene la rectoría del Estado” y los cambios permiten “que el país continúe beneficiándose de los recursos del subsuelo”.

Por último, invitó a los detractores de la reforma a “visualizar un México desarrollado y con recursos suficientes para atender las necesidades de todos los sectores de la población”.




Volver arriba