INE debe honrar historia que lo antecede: Sánchez Gutiérrez

MÉXICO (Notimex).— Este es un momento trascendente en la historia de nuestro país y un momento más de transformación la instalación del Instituto Nacional Electoral (INE), señaló el consejero electoral Arturo Sánchez Gutiérrez.

Luego de la instalación del Consejo General del nuevo organismo electoral y de que rindiera protesta junto con sus 10 compañeras y compañeros, tres mujeres y ocho hombres, consideró que se trata de un momento más de transformación, que deviene de una larga historia de continuidad y de éxito.

Afirmó que el anterior Instituto Federal Electoral no sólo dejó una gran huella en el país, sino también dejó una vara muy alta para cualquier institución que continuará haciendo las tareas que ya se realizaron en los últimos 23 años.

El Instituto Nacional Electoral, desde su creación, cuenta con la fuerza y la experiencia de los orígenes, ese origen que radica en cada una de las experiencias acumuladas en la organización de ocho elecciones, desde 1991 hasta 2012, dijo.

El consejero consideró que esta nueva institución tiene, entre otras muchas tareas, la responsabilidad de honrar la historia de la que proviene.

Subrayó que muchas reformas se realizaron a lo largo de 23 años, muchas cosas cambiaron en la forma de hacer la tarea electoral.

Incluso, dijo, cambió el tamaño y la integración de este Consejo General, no se nos olvide aquella mesa en la que había seis consejeros magistrados, pasamos por la etapa de consejeros ciudadanos y después vinieron los consejeros electorales y hoy somos 11 consejeros sentados en esta mesa.

Hoy, la presencia de 11 personas en este Consejo General, tendrán que ser la garantía de hacer valer la autonomía del nuevo Instituto Nacional Electoral.

De aquellas experiencias, la institución aprendió mucho, éste es entonces un momento más de transformación en la larga historia de las instituciones electorales mexicanas, reiteró.

Subrayó que la experiencia reunida en los consejeros, en los representantes de partidos y en la Secretaría Ejecutiva, nos responsabiliza para hacer un trabajo novedoso.

Ante los grandes retos que enfrentamos es necesario tener el arrojo y la voluntad política para asumir el cambio que nos lo demanda la Constitución; pero al mismo tiempo, es necesario la prudencia para no enfrentar riesgos innecesarios y comprometer lo importante por lo accesorio, expresó.

La sociedad espera cumplir con nuestra responsabilidad y nos debemos exigir una entrega franca, profesional y total a estas actividades, aseveró.

La transparencia y la rendición de cuentas ya no es un lujo, es una exigencia con la que nos tenemos que comprometer si queremos convencer a la sociedad que estamos heredando una institución fuerte y creando todavía una más fuerte, enfatizó.




Volver arriba